Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Avances, Destacados

Todos tenemos derecho a no sentir dolor

dolor-carEl dolor es la respuesta fisiológica del cuerpo, que nos avisa que algo en el organismo no anda bien. Actualmente, uno de cada cuatro mexicanos vive con dolor, lo que afecta tanto la salud mental como física. Aunque es muy importante conocer y atacar la principal causa del dolor, también es necesario incluir terapia en el tratamiento para disminuirlo.

De acuerdo con la doctora Silvia Allende, jefe del Servicio de Cuidados Paliativos del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), el dolor tiene diferentes intensidades y puede presentarse acompañado de daño real o potencial del paciente. La especialista explica que la práctica de la medicina actual se concentra en la cura de las enfermedades y por lo tanto existe poca literatura que indique el manejo del dolor.

Existen diversos medicamentos para disminuir el dolor, así como esquemas de tratamiento, con los que el doctor tiene herramientas para decidir junto con el paciente la terapia adecuada. Entre estos medicamentos se encuentran los denominados opiodes, que provienen de la morfina, y se utilizan en caso de dolor fuerte a extremo, ya sea solos o combinados. Muchas personas tienen miedo a tomar este tipo de medicamentos por temor a hacerse adictas, pero si se toma la dosis adecuada durante un tiempo determinado las posibilidades son de 0.3%.

El efecto que tiene un opiode es que bloquea a los neurotransmisores para evitar que llegue la señal de dolor al cerebro. Mientras este proceso se lleva a cabo, el médico tratante debe dar terapia para combatir el padecimiento que causa dolor.

Las nuevas investigaciones y la tecnología farmacéutica están logrando importantes avances en el tratamiento del dolor; un ejemplo de ellos es el medicamento que se ha desarrollado en el laboratorio Mundipharma, que consiste en un opiode que está contenido en una pastilla que es prácticamente es imposible triturar y de llegar a hacerlo, sus componentes se vuelven gelatinosos una vez que entren en contacto con algún líquido, explica la doctora Consuelo Gutiérrez, dierctora médica de Mundipharma México.

Los opiodes son medicamentos que se utilizan con frecuencia en los cuidados paliativos de las personas con enfermedades terminales, ya que de esta manera se disminuye el dolor. Muchas veces este tipo de cuidados están mal entendidos, por ello la doctora Allende subraya que no están a favor de la eutanasia y sólo se dedican a vigilar el proceso natural de la enfermedad sin necesidad de intubar. Además la especialista asegura que no tratar el dolor es una manera de atentar contra los derechos humanos de las personas.