Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Diabetes

Terapia para llegar al control

terapia chLa diabetes es un padecimiento que está totalmente relacionado con el exceso de comida y el proceso digestivo, por eso uno de los detonantes principales de esta enfermedad es la obesidad. De acuerdo con el doctor Edwin Villhauer, investigador Senior de la Unidad de Desarrollo Químico de Novartis, con la obesidad se pierde el balance de las células Beta y Alfa que están encargadas de mediar la insulina y el glucagón para el manejo de la glucosa en sangre.

La insulina es la hormona encargada de nivelar la glucosa en sangre, y cuando el páncreas ya no produce la cantidad suficiente se genera diabetes. Por eso es que las terapias actuales se han enfocado en aumentar la secreción de insulina o reponerla para disminuir la glucosa y no causar daño al organismo.

Pero en páncreas también hay otra hormona llamada glucagón, que se encarga de estimular al hígado para convertir el glucógeno en glucosa, y aunque este proceso es muy corto, de menos de dos minutos, incrementa los niveles de glucosa en sangre. En un paciente con diabetes este proceso también se ve afectado, por eso las nuevas terapias se concentran en este proceso.

Y ¿qué tiene que ver el proceso digestivo en todo esto?, pues que durante este tiempo el estómago segrega incretinas que son las hormonas encargadas de avisarle al páncreas que está entrando comida y que debe empezar a  producir insulina y disminuir la producción de glucagón. Pero en los pacientes diabéticos este sistema tampoco funciona del todo bien.

Basado en la función de este sistema de producción de insulina y glucagón, es que el doctor Villhauer, químico de profesión, descubre la molécula que lleva al desarrollo del primer inhibidor de la Dipeptidil Peptidasa-IV (DPP-4) que se encarga de potenciar la secreción de insulina y disminuir la producción de glucagón y se convierte en una nueva opción de tratamiento para la diabetes.

Uno de los grandes problemas del control de la glucosa en México, además de que la gente no hace la actividad física necesaria y dietas poco balanceadas, es la falta de apego a su tratamiento, y de acuerdo a la doctora Graciela Alexanderson, especialista en medicina interna, se debe principalmente a que las terapias clásicas producen aumento de peso y episodios de hipoglucemia o baja de glucosa. La ventaja del inhibidor de la DPP4 es que no ha generado problemas de hipoglucemia, además se puede combinar con otras terapias como la metformina o incluso con la insulina inyectada.

Aunque las terapias disponibles para el control de la glucosa son varias y se pueden combinar para llevar un tratamiento totalmente personalizado, el doctor Villhauer asegura que todos los tratamientos se deben acompañar con la actividad física.

La doctora Alexanderson explica que en la vida real no se han alcanzado las metas de los índices de hemoglobina glucocilada (HbA1c) en los pacientes con diabetes, que es el examen que mide el estado de la glucosa en un lapso de tres meses y sus resultados se dan por porcentajes, y la meta es que los pacientes con diabetes tengan 7% de resultado en este examen. La especialista explica que el 80% de los pacientes tratados está en un promedio de 8.5%. Esto se debe a una gran cantidad de factores desde los descuidos alimenticios, la falta de ejercicio y también las terapias, ya que de acuerdo a los estudios presentados por la doctora Alexanderson, en México se tardan en promedio 5.7 años en hacer un cambio de terapia, cuando la terapéutica se debería revisar cada tres meses para evaluar resultados y de acuerdo a los mismos cambiar o dejar los medicamentos.

Es muy importante llevar a los pacientes al control, ya que las complicaciones de la diabetes son las que llevan a la muerte a los pacientes. El doctor Villhauer considera que la diabetes el stunami del siglo XXI, ya que cada 7 segundos una persona muere, dos de cada tres personas con diabetes mueren de un infarto o embolia, hay un millón de apuntados por año y 40 millones tienen edema macular que es la principal causa de ceguera. Todas estas consecuencias serían mínimas al controlar el padecimiento por medio de terapias personalizadas, alimentación saludable y ejercicio.

Por Vianey Bautista

Post a Reply