Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Cuida tu diabetes, Destacados

¿Sudar en exceso afecta tu calidad de vida?

sudar chLa hiperhidrosis se define como sudoración excesiva localizada en áreas específicas del cuerpo como axilas, manos y pies. Aproximadamente el 3% de la población entre 25 y 64 años de edad la padece, en la forma primaria su causa es inespecífica, en el caso de la hiperhidrosis secundaria, el origen puede deberse a desajustes en el sistema endócrino (hipotiroidismo, menopausia, embarazo y diabetes mellitus entre otras) así como afecciones sistémicas, problemas respiratorios, cardiacos  nerviosos y/o psicológicos.

La hiperhidrosis puede causar problemas físicos, sociales y afectar la calidad de vida, debido a que el sudor se asocia a experimentar estigmas sociales y discriminación, lo cual se vincula a la ansiedad e inseguridad..

Existen diferentes tratamientos tópicos para controlar la hiperhidrosis; las sales de aluminio, que son el ingrediente más común en el uso de antitranspirantes; la iontoforesis, que es la introducción de iones en la piel por medio de corriente eléctrica y las inyecciones de toxina botulínica tipo A, que es el mejor tratamiento estudiado hasta la fecha.

Según el Dr. Erik Márquez, Cirujano plástico, estético y reconstructivo, la iontoforesis es dolorosa y se tiene que realizar cada mes, los antitranspirantes son de uso diario y son la opción más barata, pero tienen mayores efectos secundarios, pues la sustancia activa (aluminio) puede tener reacciones alérgicas como dermatitis o manchas en la piel. Por ello recomienda tratar la hiperhidrosis con toxina botulínica, preferentemente que sea de 500U, “debido a que el efecto inicia más rápido y dura más tiempo, entre 7 y 12 meses, según el caso”.

“La toxina botulínica de 500U de Laboratorios IPSEN, bloquea la liberación del neurotransmisor acetilcolina, esto frena la transmisión sináptica de la glándula sudorípara y produce un efecto eficiente para que no se estimule la glándula, lo anterior impide la producción de sudor. Es un mecanismo de acción seguro y eficaz”, afirmó el especialista.

Las áreas en donde comúnmente se aplica la toxina botulínica, son las axilas, seguido de las palmas de las manos y la frente. El 65-70% de los pacientes que acuden a tratar la hiperhidrosis son mujeres y el 30-35% hombres, sin embargo este padecimiento afecta tanto a hombres como mujeres, en igual proporción.

Fuente: IPSEN

Post a Reply