Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Consiéntete, Destacados

Renueva tu piel y quítate años de encima

cuida la piel chUna de las preocupaciones constantes en el mundo de la belleza es el paso del tiempo y cómo afecta a nuestra apariencia. Existen varios métodos para verse más joven, disimular y rellenar las temidas líneas de expresión, quizá los más socorridos sean la inyección de substancias como la toxina botulínica, que por relajación inhibe el movimiento muscular y desvanece las arrugas como por arte de magia, o los rellenos (como los de ácido hialurónico) que rellenan los surcos de arrugas profundas.

Sin embargo, desde hace unos años, científicos de la Universidad de Johns Hopkins, empezaron desarrollar una innovadora forma de devolverle a la piel su lozanía, elasticidad y luminosidad gradualmente y de una forma natural, a través del cultivo e infusión de sus propios fibroblastos.

Los fibroblastos son un tipo de células de la piel que sintetizan el colágeno y contribuyen notablemente al proceso de cicatrización y regeneración de la piel; son de forma alargada y se encargan de producir colágeno, fibras elásticas y el ácido hialurónico. Los fibroblastos son responsables de la firmeza, espesor y elasticidad de nuestra piel. Desafortunadamente con la edad, los fibroblastos disminuyen en número; y por lo tanto reducen su producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico, teniendo como resultado arrugas, adelgazamiento y falta de firmeza en la piel. Y este tratamiento, conocido  como F-Cells®, hoy es una realidad.

Entrevistamos a la Dra.Diana Pier, especialista en este tratamiento y nos resolvió todas las dudas acerca de esta innovadora técnica:

¿Cuál es la ventaja de este tratamiento sobre otros tratamientos antiedad?

  • Trabajar a nivel celular
  • Incrementar la producción propia de colágeno y elastina
  • Rellenar gradualmente líneas de expresión
  • Mejorar elasticidad y dar mayor soporte a la piel
  • Resultados graduales, totalmente naturales
  • No hay rechazo
  • No hay reacciones alérgicas
  • Tiempo de duración 8 veces mayor (acido hialurónico duración aproximada 4-6 meses, infusión de fibroblastos autólogos aproximadamente 4 años)
  • Tratar áreas que tradicionalmente no han tenido buenos resultados con rellenos absorbibles como es el caso del área periorbital
  • Posibilidad de almacenar parte del tejido cultivado a temperaturas de -196°C para aplicación posterior con la edad de la toma de la muestra

¿A partir de qué edad es recomendado?

No hay una edad específica, es cuando la persona quiere verse mejor. Depende mucho del tipo de piel y factores del medio ambiente como que tanto sol toma, si fuma o no, si come bien y se hidrata, estado general de salud, etc.

También puede ser un tratamiento preventivo para evitar la aparición de arrugas aunque también se aplica en personas que ya presentan daño en la piel

 

¿Es recomendable para personas jóvenes como prevención?

 

Si totalmente, muchas mujeres se aplican para evitar aparición de arrugas y líneas de expresión así como mejorar la elasticidad de la piel

 

¿Cuál es el área que sufre mayor daño de envejecimiento?

Depende de cada persona pero tradicionalmente los surcos nasogenianos (líneas que van de nariz a labios) líneas de marioneta,  zona periorbital (debajo de los ojos) y líneas alrededor de la boca.

 

¿Qué cuidados deben tener las personas después del procedimiento?

El día de la aplicación no deben ponerse hielo ni calor, no deben maquillarse ni exponerse al sol. Tampoco deben tomar medicamentos antiinflamatorios ni para el dolor.

¿Cómo saber que no son candidatos para este tratamiento y por qué?
Tienen que ser evaluados por su médico (dermatólogo o cirujano plástico) generalmente se excluyen personas con cáncer en la piel, que estén en tratamiento de quimioterapia o inmunosupresores, que tengan alguna enfermedad crónica no controlada o que estén pasando por un período de estrés excesivo.

Además, el cultivo fibroblastos se puede congelar o criopreservar, como las células madre del cordón umbilical, para repetir el procedimiento años después. Con la criopreservación o criogénesis se almacena el tejido y éste se mantiene vivo, pero inanimado y no envejece, ni es sometido a radiación, enfermedades ni contaminación.

Esto representa una gran ventaja, pues si el paciente quisiera volver a repetir el tratamiento, lo haría recurriendo a una muestra de células extraídas años atrás, o sea, con células más jóvenes y eficaces. Lo ideal, es hacer el cultivo de fibroblastos cuando se es joven y mantener congelada la muestra y utilizarla al llegar a la madurez.