Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in En movimiento

Remueve la grasa sin cirugía

ALIS es un sistema revolucionario que permite lo que hasta hoy en día se consideraba casi imposible: remover las grasa sin necesidad de una cirugía. Utiliza una técnica no invasiva con resultados probados y garantizados. Se presenta como una alternativa a la liposucción, al ser un sistema revolucionario de tecnología Italiana para el tratamiento de adiposidad localizada, celulitis y tonificación muscular.

El procedimiento consiste en la aplicación sinérgica de dos energías; los Rayos Infrarrojos (IRFA) y las micro-corrientes de KOTZ (KMC). Esto produce una acción micro-vascularizante, optimizando el metabolismo oxidativo de los ácidos grasos procedentes de la zona sometida a los IRFA que, al ser utilizados como “combustible” por los músculos, se queman.

Los Rayos Infrarrojos (IRFA), que emite ALIS, penetran hasta 70 mm sin riesgo a sobrecalentamiento, tienen la capacidad aumentar el flujo sanguíneo en las zonas críticas, que se encuentran en una carencia crónica de oxígeno y así favorecer la disminución de Celulitis. Al mismo tiempo estimula la circulación linfática, con el fin de que haya un micro-rompimiento de las células grasas. Las sustancias presentes en dichas células se disuelven gracias a la acción hipertérmica. El resultado es la eliminación de líquidos y toxinas.

Las micro – corrientes de KOTZ ayudan a recuperar el tono muscular, la tonicidad, fuerza y elasticidad de los músculos donde se aplica.

Este procedimiento está indicado para la remodelación corporal, la adiposidad localizada, la celulitis, el debilitamiento de tono muscular y el envejecimiento cutáneo.

Y las áreas a tratar pueden ser: el abdomen, los glúteos, la cintura, chaparreras, ante-brazos, piernas, pectorales y espalda.

Y los beneficios que obtendrás son: combatir la celulitis superficial (piel de naranja) y flacidez muscular, disminución de gorditos, eliminación de retención de líquidos y toxinas, mejorar el tono y fuerza muscular, disminución de la sensación de piernas pesadas y mejora de la condición de la piel; los ensayos clínicos muestran que todos los pacientes expresaron que su piel se volvió más firme y más agradable al tacto, más tonificada.

La aplicación de ALIS no requiere anestesia ni preparación previa, y te permite reincorporarte a tus actividades inmediatamente después del tratamiento.

El tratamiento consta de 15 sesiones con duración de 50 a 60 minutos efectivos de aplicación, 2 veces por semana rigurosamente y se recomienda acompañar el tratamiento con una dieta hipocalórica durante 4 días después de la sesión y una ingesta de agua previa y posterior al tratamiento de 2 litros por día.

Fuente: Bamboo! Rejuvenecimiento Facial & Corporal

Post a Reply