Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Consiéntete, Destacados

¿Realmente funcionan las cremas antiarrugas?

crema chMuchas cremas y lociones antiarrugas de venta en grandes almacenes, farmacias o incluso por Internet prometen reducir las arrugas y evitar o revertir los daños causados por el sol. Sin embargo, siempre existe la duda de si realmente funcionan.

Los médicos especialistas de Mayo Clinic en Rochester, Minessota explican que eso depende de los ingredientes específicos y del tiempo de uso. Debido a que estas cremas antiarrugas de venta libre no se clasifican como fármacos, tampoco requieren someterse a estudios científicos para comprobar su eficacia.

Si se busca un estiramiento facial es probable que no se encuentre entre las cremas antiarrugas de venta libre. Los beneficios de esos productos suelen ser solamente modestos, en el mejor de los casos.

La eficacia de las cremas antiarrugas depende en parte de sus ingredientes activos. A continuación se mencionan algunos ingredientes comunes que pueden mejorar, entre apenas y un poco, la apariencia de las arrugas:

  • Retinol. Es un compuesto de vitamina A, el primer antioxidante ampliamente utilizado en las cremas antiarrugas de venta libre. Los antioxidantes son sustancias que neutralizan los radicales libres, o sea las moléculas inestables de oxígeno que descomponen las células de la piel y producen arrugas.
  • Vitamina C. Este es otro potente antioxidante, capaz de proteger a la piel de los daños solares. Las cremas que contienen vitamina C deben siempre guardarse de manera que no entren en contacto con el aire ni la luz solar, tanto antes de abrirse como durante su uso.
  • Hidrácidos. Los alfa hidroxiácidos, beta hidroxiácidos y polihidroxiácidos son exfoliantes, o sustancias que extraen la capa exterior de células viejas y muertas de la piel para estimular el crecimiento de piel nueva, lisa y de pigmentación uniforme.
  • Coenzima Q10. Este ingrediente puede ayudar a reducir las líneas de expresión alrededor de los ojos y proteger la piel de los daños solares.
  • Extracto de té. Los componentes del té verde, negro y azul u oolong tienen antioxidantes y propiedades antiinflamatorias. Los extractos de té verde son los que con más frecuencia se utilizan en las cremas antiarrugas.
  • Extracto de semillas de uva. Aparte de sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el extracto de semillas de uva también promueve la cicatrización de las heridas.
  • Niacinamida. Esta sustancia es un antioxidante potente, vinculado a la vitamina B-3 (niacina). Ayuda a la piel a perder menos agua y puede mejorar su elasticidad.

Fuente: Mayo Clinic

 

Post a Reply