Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Diabetes

¿Qué hay detrás de la obesidad infantil?

obesidad chLa obesidad infantil parece ser un tema demasiado estudiado, se sabe que es la acumulación excesiva de grasa, que es una enfermedad crónica y que si se inicia desde la infancia conlleva un alto riesgo de continuar y complicarse con otras enfermedades en la vida adulta. Actualmente, cerca de 42 millones de personas en el mundo parecen sobrepeso y 1 de cada 3 niños en nuestro país, en edades de entre cinco y once años padecen obesidad. Además, México ocupa el primer lugar en el mundo en obesidad infantil y el segundo en adultos.

Evidentemente, el mayor problema de la obesidad en México es preocupante, y se sabe que existe un alto porcentaje genético implicado en ella, además de la idea errónea y satanizada de la palabra “dieta” la cual es asociada inmediatamente con términos como: sacrificio, mal comer, hambre, etc. La dieta, lejos de lejos de dejar de comer y morir de hambre, es comer de forma adecuada, suficiente, completa, equilibrada, variada e inocua, lo cual no ocurre habitualmente en la mayor parte de la población.

Además, de todas las complicaciones de salud que implica tener varios kilos de más como muerte prematura, discapacidad, dificultades respiratorias, riesgo de presentar resistencia a la insulina o Diabetes Mellitus en edad temprana, aumento de ansiedad, depresión, problemas de sueño, riesgo de enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial;  este problema se asocia con baja autoestima, dificultad para relacionarse, e incluso, la obesidad está relacionada con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), el cual es un trastorno del neurodesarrollo con causas multifactoriales que se caracteriza con un patrón de hiperactividad o impulsividad que interfiere con el funcionamiento y con el desarrollo. Tanto la obesidad como el TDAH tienen una creciente prevalencia y un fuerte vínculo con la impulsividad y por ende, por un gran consumo calórico derivado de la ansiedad, presente en ambos padecimientos.

Según las últimas cifras, se calcula que entre 8 y 12% de la población mundial padece TDAH y de un 5 a 10% de los niños de todo el mundo tiene dicho trastorno, además, hasta un 75% de los casos de TDAH son asociados a una alta carga genética.

Por otro lado, el 75% de los niños con obesidad infantil presentan baja autoestima, ansiedad, depresión, soledad, problemas familiares, los cuales son un detonante, para que los niños, busquen saciar vacíos existenciales en la comida, siendo ésta, la única manera de sentirse felices.

Lamentablemente, la obesidad infantil, no es sólo un problema genético o de malos hábitos, hoy se sabe que ésta puede ser el resultado de serios problemas emocionales, que se podrían solucionar con un tratamiento integral no sólo del niño, sino de toda la familia.

Por Maricarmen Tamayo

 

 

Post a Reply