Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Avances, Destacados

¿Qué es el Síndrome Mielodisplásico?

grandmother-506341_640En la actualidad, México ha avanzado mucho en el diagnóstico del Síndrome Mielodisplásico, “tanto en la clasificación de la enfermedad, como en diferenciar a los tipos de pacientes, se tiene un mayor conocimiento de la frecuencia con que ocurren, los grupos de edad que afecta, diagnosticarlos y tratarlos a tiempo es un reto y una necesidad”, mencionan  especialistas

La frecuencia del Síndrome Mielodisplásico o mielodisplasia ha aumentado en los últimos años, estas enfermedades son raras en personas menores de 40 años, es decir 2-3 personas la padecen por cada 100 mil, pero pasando los 60 -70 años ha aumentado su frecuencia, es decir de 20 -50 personas la padecen por cada 100 mil. Además, es un tipo de patología que durante muchos años se consideraba como un proceso preleucémico, es decir que provocaba leucemia mieloide aguda. Sin embargo en los últimos 10 años la medicina ha vivido una revolución en cuanto al entendimiento del padecimiento, hoy en día se sabe que sólo del 10 a 15% de los pacientes que lo padecen desarrollan leucemia.

El problema de este Síndrome empieza desde el diagnóstico, además de que no existen registros de la enfermedad en la mayoría de los países, “los síntomas muchas veces se confunden con malestares por la edad, los más comunes  son la anemia y debilidad”, además que muchos pacientes tienen otros problemas médicos, por ejemplo del corazón o endocrinológicos, y esto complica más  el diagnóstico.

El Síndrome Mielodisplásico es una enfermedad un poco complicada porque tiene manifestaciones muy heterogéneas, a nivel molecular se ha estudiado mucho lo que nos permite utilizar esta información para caracterizar el riesgo del paciente. “Alto riesgo o bajo riesgo dependiendo  si afecta una o las tres líneas celulares de la médula ósea “(glóbulos blancos, rojos y plaquetas), mencionó el Dr. Roberto Ovilla, presidente de la Asociación Mexicana del Síndrome Mielodisplásico A.C (AMSMDAC).

Hay pacientes que tienen  afectada solo una línea celular  de la médula ósea, otros tres líneas afectadas, entre más líneas afectadas la enfermedad es más agresiva, señaló.   “Aparte de estas citopenias, hay  otras alteraciones que se analizan  en la maduración de las células, en ese sentido, hay  personas que tienen SM que tienen pocas células  inmaduras (blastos). Hoy en día sabemos que quien tiene 1% de blastos tiene un SM de bajo riesgo, mientras que alguien que tiene más del 15% de blastos tiene un SM de muy alto riesgo

El hematólogo señala la importancia de esta clasificación “permite conocer desde muy temprano, en que situación está el paciente“

Otra manera de clasificar a los SM es a través de las alteraciones citogenéticas o alteraciones en sus cromosomas, hay personas que tienen alteraciones numéricas o estructurales. Mientras más alteraciones hay en el estudio citogenético  la afectación es mayor.

Por ejemplo, un Síndrome con alteraciones citogenéticas muy  puntuales es el  SM 5Q- (menos),  que presenta  una pérdida del brazo del cromosoma 5. “Esta clasificación de alteraciones cromosómicas también tienen un valor pronóstico que nos permiten predecir desde muy temprano que tipo de SM vamos a enfrentar”, explicó el especialista.

Lo anterior nos permite sin duda un diagnóstico oportuno y certero, un mejor conocimiento de la biología de cada síndrome y sacar las mayores ventajas de las alternativas terapéuticas  que hoy tenemos como  azacitidina  (VIDAZA) y la lenalidomida para el SMD Q5-. “Es decir empezamos a tener terapias más selectivas para cada síndrome conforme los conocimientos han evolucionado”, puntualizó.

Y es que el SMD es una enfermedad cuya incidencia va en aumento, en todos los estados existen pacientes, algunos bien diagnosticados y otros subdiagnosticados. “por ello la Asociación considera como  fundamental  tener un mejor conocimiento de la frecuencia con que ocurren, los grupos de edad que afecta. Diagnosticarlos y tratarlos a tiempo es un reto y una necesidad que nos compromete a seguir fortaleciendo su estuco del  padecimiento”, concluyó el Dr. Ovilla.

 

En el marco del día mundial del Síndrome Mielodisplásico el 25 de octubre, se recordó que hace apenas una década, era común morir  por enfermedades relacionadas con el corazón, sin embargo hoy en día el proceso de envejecimiento tiene otras prevalencias como el Síndrome Mielodisplásico que va en aumento.

Post a Reply