Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Avances, Destacados

Prueba genética de ADN, medicina preventiva contra la diabetes

terapia diabetes chContar con una lista de los factores genéticos de riesgo ayuda a identificar pacientes que deben prestar más atención a su estilo de vida desde que son jóvenes: aquellos que desarrollan diabetes de inicio temprano (antes de los 45 años) tienen ante sí un panorama complicado en cuanto a cuidado médico para procurar frenar lo más posible el avance de los complicaciones graves como neuropatía, nefropatía y pie diabético.

El Dr. Francisco Kuri Breña, Director de Nuevos Desarrollos de Landsteiner Scientific, indica que se están desarrollando pruebas genómicas que miden en sangre “marcadores” de ADN que se espera puedan dar un pronóstico de alto o bajo riesgo de desarrollar diabetes. “Estas pruebas, sin embargo, van dirigidas a personas sanas y resultan, sobre todo, una herramienta de medicina preventiva, cuya utilidad no está todavía demasiado clara”, señala.

Hay otras iniciativas, llamadas “medicina de precisión”, dirigidas a las personas que ya han sido diagnosticadas con diabetes. Se ha empezado a definir exactamente cuál es la función de los factores genéticos, cómo es que afectan el metabolismo de las personas portadoras, y cuáles de ellos los ponen en riesgos específicos, por ejemplo el riesgo de desarrollar nefropatía diabética a pocos años de haber sido diagnosticados con la enfermedad.

Un estudio que analizó más de seis mil pacientes diabéticos europeos encontró variaciones genéticas en dos genes, ERBB4 y AFF3, que se asocian al desarrollo temprano de enfermedad renal en pacientes con diabetes tipo 1 (menos de 15 años a partir del diagnóstico). Es posible que estas mismas variaciones genéticas también estén involucradas en la nefropatía de la diabetes tipo 2, en donde se ha visto que algunos pacientes requieren diálisis en menos de dos años de haber desarrollado diabetes, mientras que otros pueden vivir más de 20 años con la enfermedad sin que su función renal se vea afectada severamente.

Una prueba genética para conocer estos factores podría servir para dirigir mejor el tratamiento de aquellos pacientes con mayor riesgo de falla renal. Los investigadores exploran también la posibilidad de identificar variantes genéticas asociadas con otras complicaciones graves, como la retinopatía diabética, que causa ceguera.

Fuente: Landsteiner Scientific

 

Post a Reply