Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Cuida tu diabetes

¿Por qué la diabetes daña los ojos?

La retinopatía diabética es la primera causa de ceguera en México y la segunda en el mundo y se genera porque el aumento de la glucosa en sangre va dañando los vasos sanguíneos que componen a muchos órganos importantes como la retina. Cuando la retina no tiene la oxigenación correcta porque los vasos se van atrofiando, puede presentarse una fuga de fluido o sangre que provoca la formación de un tejido fibroso que desencadena la visión borrosa.

De acuerdo con la licenciada en Optometría, Mary Carmen Bates, docente de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala, durante las primeras etapas de la retinopatía los síntomas son mínimos, pero una vez que el paciente tiene más de 10 años con una diabetes mal controlada las probabilidades de presentar problemas en la capacidad visual aumentan considerablemente, incluso comenta que el 42% de las personas que llevan más de 15 años sin control médico ya tienen problemas visuales.

La consecuencia del mal funcionamiento de los vasos capilares provoca edema  macular, desprendimiento de retina y obstrucción en le drenaje ocular que puede provocar glaucoma, que es el aumento de la presión en los ojos y si no se trata a tiempo puede llevar a la ceguera; por eso se recomienda que todas las personas mayores de 40 años se realicen un examen de fondo de ojo, sobre todo mujeres, una toma de presión intraocular y verificar los campos visuales. Otro de los padecimientos oculares en los pacientes con diabetes es la catarata metabólica, que es cuando el cristalino, que funciona como el lente de una cámara, se opaca; para corregir el problema se necesita una cirugía donde se retira la opacidad y se introduce un lente intraocular, pero este procedimiento no detiene la retinopatía diabética, porque el tejido del ojo es el que se sigue dañando si no hay un control de glucosa adecuado, explica la académica de la Licenciatura de Optometría, Ruth Hernández Carbajal.

El síntoma principal de la retinopatía es la visión borrosa, aunque muchas veces el paciente no pone mucha atención, ya que Bates asegura que la retinopatía no se desarrolla al parejo en ambos ojos, generalmente se inicia en un ojo y el paciente se apoya en el otro para compensar la falta visión, lo que provoca que no detecte a tiempo esta disfunción.

La consulta al optometrista u oftalmólogo puede ser decisiva para el diagnóstico de la diabetes, porque muchos desconocen que su glucosa no anda bien hasta que su visión se empaña y van al especialista para verificar qué está pasando.

Lo básico para detener el avance de la retinopatía diabética es llevar un control de la glucosa, para ello se debe contar con la  medicación correcta, una dieta saludable e incluso puede complementar su tratamiento con ayuda psicológica. Además las especialistas recomiendan hacer al menos un examen visual anual para la población en general y cada seis meses para las personas que tienen diabetes.

Los licenciados en optometría son los especialistas en la visión que se consideran de primer contacto, y es necesario destacar que tienen las herramientas y conocimientos necesarios para poder diagnosticar cualquier anomalía del ojo, dar tratamiento correctivo y canalizar cualquier emergencia o enfermedad que requiera un tratamiento quirúrgico. Cualquier optometrista debe realizar un examen que incluye la historia clínica del paciente, mediciones de la agudeza visual, refracción, evaluación de las estructuras oculares y  medición de la presión ocular.

Síntomas de la retinopatía:

Ver manchas o moscas volantes en el campo de visión

Visión Borrosa

Dificultad para ver bien de noche.

Post a Reply