Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Nutrición

Políticas públicas integrales para combatir la obesidad

Para enfrentar la problemática de obesidad es vital abordarla de manera integral y desarrollar políticas públicas que incentiven la participación activa de los individuos, advirtió el politólogo Jorge Javier Romero, autor del libro “Obesidad. ¿Qué hacer? Políticas al vapor II”.

Esta segunda edición del libro, presentada recientemente en la Ciudad de México, fue ampliada gracias a la contribución de varios expertos, entre ellos el Doctor en Economía Mario Rodarte, la Maestra en Ciencias Políticas Laura Martínez y la Nutrióloga Certificada y Educadora en Diabetes, Irma Manzanarez.

En esta ocasión, los autores analizaron el tema de la obesidad desde diversas facetas y puntos de vista: como asunto de política pública, como problema económico, como tema de políticas comparadas y desde la importancia de la educación en nutrición y el empoderamiento de los consumidores.

La publicación propone que para plantear las soluciones al problema de la obesidad los legisladores y reguladores lo hagan de forma integral y no con políticas y soluciones al vapor. “Se debe de entender que se trata de un fenómeno multifactorial, que tiene que ver con cambios mayores en los hábitos sociales y en la cultura alimenticia de la población en general, pero también con causas propiamente médicas”, indicó el politólogo Romero.

El especialista señala también que las acciones del gobierno saliente para combatir la obesidad se centraron fundamentalmente en los lineamientos para las escuelas, acciones “simplemente orientadas a culpar a la industria de alimentos y a su oferta en las escuelas de la epidemia de obesidad. Se puso el acento en los orígenes conductuales y de hábitos, mientras que no se prestó atención a las características propiamente médicas de la obesidad”.

De igual manera, el libro anota que la participación de los individuos y el que éstos asuman su responsabilidad en el problema es fundamental “Los programas educativos deben de promover la activación o empoderamiento de las personas, ya que sólo así será posible lograr cambios de actitud, aplicar estos conocimientos y alcanzar hábitos que les permitan vivir con una mejor calidad de vida de forma permanente”, dijo Romero.

Una de las principales conclusiones de esta edición versa sobre la transformación integral de la educación nutricional y la inclusión de programas bien organizados de educación física y deportes, elementos clave para combatir la obesidad.

En este sentido, los autores coinciden en que una respuesta serían las escuelas de tiempo completo, que ofrezcan una comida formal a todos los alumnos y con una oferta dietética adecuada, en conjunto con la oportunidad de realizar actividad física de manera rutinaria.

 

Post a Reply