Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Consiéntete, Destacados

Planea tu viaje esta navidad y viaja seguro

planea tu viaje chEn esta época, viajar largas distancias para las fiestas decembrinas, sea por automóvil, avión o autobús, es una tradición común de muchas personas; sin embargo, la mayoría no siempre toma precauciones médicas antes del viaje. Tomar algunas medidas simples para mantener la salud durante el viaje puede hacer las fiestas más amenas y seguras.

“Un riesgo para la salud al viajar es el permanecer sentado durante mucho tiempo. Es preocupante la gravedad de los coágulos sanguíneos en las piernas fruto de permanecer sentado durante mucho tiempo, de la deshidratación debida a la poca ingesta de líquido o de beber demasiado alcohol, y de no caminar mucho mientras se espera en un aeropuerto o estación. Conducir durante varias horas para llegar al destino después de un largo día de trabajo puede ser igualmente preocupante debido al cansancio físico y fatiga ocular” anota el Dr. Clayton Cowl, experto en medicina del transporte en Mayo Clinic. Por ello, a continuación se mencionan algunas sugerencias:

Para evitar coágulos sanguíneos: si bien el riesgo es bajo, éstos pueden ser un problema cuando una persona permanece sentada durante mucho tiempo porque los músculos de las piernas no se contraen y la sangre suele estancarse más en los venas. Las personas que viajan por automóvil deben planificar anticipadamente para detenerse cada pocas horas a fin de hidratarse y caminar un poco, aunque sea con una parada corta en un área de descanso o en una estación de gasolina. De ser posible, planifique anticipadamente para que pueda detenerse durante un rato más largo para comer y caminar en un centro comercial o en un parque. Permitir que los niños corran y jueguen en un entorno seguro durante el viaje generalmente les ayuda a desgastar algo de la excesiva energía que transportan consigo dentro de un espacio confinado y puede permitir relajarlos y viajar un rato más largo. Si viaja por avión, asegúrese de estirar las piernas; y si el viaje supera las tres horas, levántese por lo menos una vez o camine hasta el baño. Sea que viaje por automóvil o avión, evite cruzar las piernas durante mucho tiempo mientras esté sentado porque eso puede inhibir la buena circulación sanguínea, explica el Dr. Cowl.

Evitar la somnolencia al conducir: planifique anticipadamente para dormir bien la noche antes del viaje. De ser posible, alterne el volante con otro pasajero del vehículo y haga un plan con anterioridad. Descanse en los lugares destinados para el efecto en la carretera y opte por comida más sana o empaque comida sana para el camino. Combinar un descanso en la conducción con una caminata corta para respirar aire fresco y estirarse unos minutos puede hacerlo permanecer más alerta y refrescado durante el viaje. “Todos queremos llegar a nuestro destino para las fiestas, pero presupuestar un poco más de tiempo para cualquier retraso inesperado debido al clima y tomar buenos descansos es contar con un plan verdaderamente inteligente”, acota el Dr. Cowl.

Evitar la rigidez de permanecer sentado durante mucho tiempo: el Dr. Cowl dice que “muchas personas han sentido rigidez al salir del vehículo después de conducir durante un rato largo”. Se puede evitar un poco aquella rigidez con algunos estiramientos simples, por ejemplo, extender las piernas hacia adelante y atrás varias veces, así como masajear los muslos y pantorrillas. Los conductores también pueden hacer algunos de esos estiramientos, pero además deben detenerse y caminar un poco, añade.

Evitar la fatiga ocular: Ésta guarda relación con aquellos síntomas de incomodidad y molestia, como ojos irritados o inflamados, ojos secos o acuosos, visión doble o borrosa, más sensibilidad a la luz o cansancio irremediable de hombros y cuellos. Por lo general, una siesta corta puede aliviar mucho esos síntomas. Nunca conduzca si sufre de privación del sueño porque eso puede derivar en síntomas de irritación constante de los ojos o brotes de somnolencia. Cuando la irritación de los ojos persiste, se puede considerar usar un colirio no medicado.

Evitar la deshidratación: el aire de los aviones es seco, frío y generalmente recirculado, por lo que es importante beber agua a fin de evitar la presencia de síntomas como dolor de cabeza. El alcohol puede deshidratar a nivel celular, de manera que es importante tener cuidado y consumir lo mínimo o eliminar el alcohol durante un viaje, señala el Dr. Cowl.

Planificar para lo peor y disfrutar de lo mejor: cuando azota el clima invernal, muchos vehículos quedan varados de inmediato y el auxilio puede demorar horas o hasta días, especialmente en las zonas más remotas que carecen de cobertura celular, o en aquellas regiones geográficas donde no suele haber hielo. Empacar un estuche simple de emergencia en el automóvil puede a veces marcar la diferencia entre la vida y la muerte. El Dr. Cowl recomienda empacar artículos como una linterna u otros dispositivos para generar calor, una vela para derretir la nieve y beberla como agua, una lata metálica de café y mantas o ropa adicional para permanecer abrigado.

Fuente: Mayo Clinic

 

Post a Reply