Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

Pistaches y ejercicio, la mejor combinación para la salud

pistaches chCuidar la salud cardiovascular implica integrar la actividad física y modificar nuestros hábitos alimentarios. Lo anterior es más sencillo  con un consumo regular de pistaches: alimento fácil de transportar, con alto aporte de energía y  portador de  múltiples nutrimentos.

La Organización Mundial de la Salud menciona que las enfermedades cardiovasculares se deben a trastornos del corazón y los vasos sanguíneos; entre ellos las cardiopatías coronarias (ataques cardiacos), las enfermedades cerebrovasculares (apoplejía), el aumento de la tensión arterial (hipertensión), las vasculopatías periféricas, las cardiopatías reumáticas, las cardiopatías congénitas y la insuficiencia cardiaca.1

Las principales causas de enfermedad vascular son el consumo de tabaco, sedentarismo y una alimentación poco saludable. Es por esto que modificar los hábitos alimentarios y realizar actividad física disminuyen el riesgo de padecer dichas enfermedades.

El pistache se encuentra dentro del grupo de las oleaginosas, o comúnmente llamados frutos secos. Cuenta con un alto aporte de energía, grasas monoinsaturadas “las buenas”, proteínas, fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales.

La grasa monoinsaturada, generalmente como ácido oleico u omega, reduce los triglicéridos en sangre y aumentan el colesterol HDL “el bueno”. Además los pistaches contienen fitoesteroles, sustancias que reducen de manera significativa las concentraciones de colesterol LDL “el malo”. Lo que se traduce en un menor riesgo cardiovascular. 2

pistaches 1La actividad física de tipo aeróbico, es decir de larga duración e intensidad ligera-moderada, produce beneficios para la salud como: previene o reduce la hipertensión arterial, mejora el perfil lipídico, disminuye el colesterol LDL “el malo” y los triglicéridos,  aumenta el colesterol HDL “el bueno”, aumenta la utilización de la grasa corporal y ayuda a controlar el peso. Disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular y accidentes cerebrovasculares,  mejora de la fuerza y la resistencia muscular, lo que incrementa la capacidad para realizar otras actividades físicas de la vida diaria.3

Combinar el consumo de pistaches con la actividad física, además de procurar la salud cardiovascular, ayuda a mantener los músculos en óptimas condiciones por su aporte de proteína. Los pistaches tienen alta densidad energética, por lo que los convierte en una opción al momento de realizar actividad física; en otras palabras proporcionan la energía necesaria para realizar ejercicio sin necesidad de consumir demasiados.

Dentro de las vitaminas y minerales que contienen se encuentran las que se describen a continuación.

Potasio. Permite mantener ritmo cardiaco adecuado, transmitir impulsos nerviosos e interviene en la contracción muscular por lo cual previene de calambres. Los pistaches aportan aproximadamente 310 mg de potasio por porción de 30 g  (49 piezas), un aporte mayor de los que se encuentra en medio plátano. La ingesta recomendada  para un adulto es de 1250 mg.4, 5

Fósforo. Participa con el calcio en la formación de huesos y dientes; además, resulta esencial para transformar los alimentos en energía.

Magnesio. Importante para la asimilación de calcio y vitamina C; asimismo, ayuda a prevenir problemas cardiacos e interviene en el proceso de contracción y relajación muscular.

En conclusión, el ejercicio y el consumo regular de pistaches ayudan a disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares,  mantienen los músculos del cuerpo en óptimas condiciones y proporcionan la energía necesaria para realizar las actividades del día a día.

Por: Nutrióloga Julieta Ponce

Fuente: Pistaches Saludables

  1. Organización Mundial de la Salud. 2008. Prevención de las enfermedades cardiovasculares. Ginebra. Pág 1-20
  2. Instituto de Medicina. (2002). Dietary Reference Intakes for Energy, Carbohydrate, Fiber, Fat, Fatty Acids, Cholesterol, Protein, and Amino Acids. Washington, DC: National Academy Press.
  3. Boraita Pérez Araceli. 2008. Ejercicio, piedra angular de la prevención cardiovascular. Revista Española de Cardiología. No. 61 (5): 514-28
  4. Houston MC y Harper KJ. Potassium, Magnesium, and Calcium: Their Role in Both the Cause and Treatment of Hypertension (Potasio, magnesio y calcio: el papel que desempeñan en la causa y tratamiento de la hipertensión). J Clin Hypertens. 2008;10(7 supl 2):2-11.
  5. Pérez Lizaur Ana Bertha, Palacios González Berenice & Castro Becerra Ana Laura. 2008. Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes. Tercera Edición. Fomento de Nutrición y Salud.

 

Post a Reply