Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Avances, Destacados

Nuevos medicamentos contra enfermedades respiratorias

enf. respiratorias chLa Fibrosis Pulmonar Idiopática es una enfermedad en la que el tejido pulmonar se vuelve grueso y duro, similar a una cicatriz (fibrosis). Es un padecimiento debilitante y mortal que se caracteriza por la dificultad para respirar, así como la disminución en la cantidad de oxígeno que los pulmones abastecen a los principales órganos del cuerpo. Con el paso del tiempo, la función pulmonar de los afectados se ve deteriorada de manera gradual e irreversible.

Se calcula que entre 14 y 43 personas por cada 100,000 padecen FPI a nivel mundial y afecta principalmente a mayores de 50 años de edad. Se estima que la supervivencia media después del diagnóstico es de 2 a 3 años. Los síntomas más comunes son dificultad para respirar durante las actividades cotidianas, tos seca y persistente, molestia torácica y engrosamiento de los dedos.

El diagnóstico de este padecimiento es complicado porque requiere de pruebas muy específicas, de ahí que en promedio pueden pasar de uno a dos años desde que aparecen los primeros síntomas. También las opciones terapéuticas son limitadas, pues sólo se cuenta con el tratamiento con oxígeno a largo plazo y la rehabilitación pulmonar. Dado que la cicatrización del pulmón ya ha ocurrido, no se puede revertir. Hasta ahora la única posibilidad de cura es el trasplante de pulmón; sin embargo, ésta es una opción a la que acceden muy pocos casos.

Por otro lado, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, que incluye el enfisema pulmonar y la bronquitis crónica, es uno de los padecimientos respiratorios más frecuentes, incapacitantes y mortales que afecta a más de 210 millones de personas en el mundo, de los cuales cerca de 8 millones son mexicanos. Se caracterizada por falta de aire, tos crónica, sibilancias y mayor producción de moco y flema, síntomas que merman la capacidad física del paciente para realizar actividades cotidianas.

A medida que la enfermedad avanza, los síntomas pueden agravarse produciéndose crisis denominadas exacerbaciones, que pueden ocurrir de 1 a 4 veces por año, siendo el motivo más frecuente de ausentismo laboral, visitas médicas, ingresos hospitalarios, depresión y muerte prematura, sin contar los altos costos de atención que conlleva para el paciente, su familia y las instituciones de salud que los atienden.

Por ello, en el marco de la conferencia anual de la American Thoracic Society (ATS), que se llevó a cabo del 16 al 21 de mayo en San Diego, California, Estados Unidos, Boehringer Ingelhiem presentó los resultados de dos estudios que confirman la eficacia y seguridad de nintedanib en el tratamiento de la Fibrosis Pulmonar Idiopática (FPI) y la combinación de tiotropio + olodaterol para el control de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), ambas enfermedades respiratorias que afectan la salud y calidad de vida de quienes las sufren.

En total presentó 14 abstracts aprobados por la ATS, cuya información destaca el liderazgo de esta compañía farmacéutica en el desarrollo de terapias innovadoras pioneras en el manejo de enfermedades pulmonares crónicas.

En lo que respecta a FPI, Boehringer dio a conocer los resultados los estudios clínicos fase III INPULSIS™, los cuales señalan a nintedanib como el tratamiento que demostró frenar el deterioro de la función pulmonar. En las pruebas se involucraron a 1,066 pacientes, y se mostró que dicha molécula ayuda a contrarrestar en un 50% la disminución anual de Capacidad Vital Forzada (CVF), parámetro que indica la cantidad de aire inhalada por los pulmones.

Asimismo, Boehringer Ingelheim expuso los primeros resultados del estudio fase III VIVACITO™, el cual investiga el mejoramiento de la función pulmonar de pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) a través de  la combinación de dosis fijas de olodaterol + tiotropio.

El estudio se llevó a cabo en pacientes con EPOC moderada a grave, en los que se evaluaron los resultados de los beneficios de ambas moléculas combinadas en diferentes pruebas de función pulmonar. La combinación demostró una mejoría superior en la función pulmonar en comparación a la administración de un solo medicamento (tiotropio u olodaterol).

Debido a que muchas personas con EPOC continúan experimentando síntomas progresivos y deterioro en la realización de sus actividades diarias, se necesitan tratamientos innovadores que les ayuden a lograr un mejor control de la enfermedad reduciendo así el número de hospitalizaciones y gastos derivados.

Fuente: Boehringer Ingelheim

 

 

Post a Reply