Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Consiéntete, Destacados

No más molestias durante el periodo menstrual

no mas molestias chLa mayoría de mujeres ha sufrido molestias a causa del periodo menstrual en algún momento de la vida; éstas van desde cólicos, dolor en la parte baja del abdomen, diarrea, irritación y comezón en la zona íntima, hasta incapacidad para realizar sus actividades cotidianas.

De acuerdo con la Ginecóloga, Angélica Illescas, es completamente normal experimentar síntomas, tanto físicos como emocionales, días antes de la menstruación. Las molestias suelen ser más intensas durante los siete días previos al inicio del periodo, por ello la especialista brinda algunos consejos para aminorarlas:

Lo más recomendable es usar toallas sanitarias que no contengan perfumes ni aditivos, con el fin de prevenir que el área genital se irrite. Se deben cambiar en cada visita al baño sin dejarlas más de cuatro horas, aunque no se encuentren lo suficientemente húmedas, con ello se evitará que la sangre se descomponga, produzca mal olor y favorezca la aparición de infecciones vaginales.

“Los periodos menstruales difieren en términos de duración, como en la cantidad de sangre expulsada. Algunas mujeres presentan flujo abundante de tres días (lo más común), mientras que otras pueden durar hasta ocho. En ocasiones pueden sentir que la pérdida de flujo es demasiada, aunque en realidad son apenas 35 mililitros, pero si sienten que la secreción de sangre y molestias son mayores, deberán consultar a un especialista para determinar algún tratamiento”, explica la ginecóloga.

El uso de tampones debe ser sólo en situaciones especiales, como al nadar o realizar un deporte. Es necesario lavarse las manos antes y después de colocarlos, cambiarlos de forma constante y no utilizarlos al dormir, ya que son un excelente medio de cultivo para la proliferación de infecciones.

En la medida de lo posible es necesario evitar el uso de jabones en barra, aunque sean neutros, ya que alteran el pH vulvar incrementando la probabilidad de sufrir infecciones vaginales. Se recomienda utilizar un producto especifico para el área íntima como GYN-PHY de Uriage, un gel de uso diario que mantiene el equilibrio ideal de la flora vaginal, sin resecar, que brinda una óptima hidratación, frescura y confort gracias a sus principales activos: agua termal y ácido láctico.

Si hay irritación, se recomienda utilizar GYN-8 de Uriage que calma, alivia las irritaciones, comezón y sensación de incomodidad, ya que cuenta con un agente antimicótico que limita la proliferación de bacterias, ciertos hongos y levaduras, gracias a su pH alcalino.

La especialista recomienda evitar o reducir la ingesta de los siguientes alimentos: comida chatarra, por su alto contenido de sodio, causante de  retención de líquidos e inflamación; las carnes rojas, para facilitar la digestión, y el consumo excesivo de azúcares refinadas, ya que puede  incrementar los cambios de humor, al provocar en el cerebro reacciones químicas no deseadas.

También resulta benéfico evitar ingerir alcohol, pues es el principal causante de la deshidratación del cuerpo, y bebidas que contengan cafeína, ya que aumentan la irritabilidad, elevan los niveles de algunas hormonas, lo que agrava los malestares de la menstruación. Una buena opción es tomar una taza caliente con infusiones de hierbas relajantes y libres de cafeína, como el té de manzanilla, que reduce la tensión y disminuye la ansiedad.

Otra práctica que resulta muy útil para disminuir las molestias que anuncian la llegada del periodo menstrual es realizar ejercicio para regular los fluidos en el organismo. Lo recomendable es caminar, patinar, nadar, bailar o andar en bicicleta por lo menos 30 minutos al día, así como los ejercicios de estiramiento que se practican en yoga.

La menstruación no tiene que ser percibida como una pesadilla, ni como sinónimo de días difíciles. Lo mejor es disminuir al máximo las molestias para que éstas no interfieran en el estado de ánimo y así, poder realizar las actividades diarias. Lograrlo es cosa fácil. Basta con mantener una buena alimentación, realizar actividad física y tener una higiene íntima adecuada.

 

Fuente:

  • Angélica Illescas, Ginecóloga y Obstetra
  • NHS Choices
  • Oficina para la Salud de la Mujer, Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.
  • Infogen.org.mx

Post a Reply