Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

Microorganismos que evitan la obesidad

microbiota vd chLa microbiota está formada por una gran cantidad de microorganismos, incluso se considera que son 100 veces más que las células del cuerpo. A la microbiota también se le conoce como el órgano olvidado o virtual, ya que no se puede ver como el hígado o el corazón, pero su función es de suma importancia porque es un pilar del sistema inmunológico.

Recientes estudios han encontrado que una microbiota homogénea está estrechamente relacionada con un organismo saludable. El doctor Miguel Ángel Valdominos, jefe del Laboratorio de Motilidad Gastrointestinal del Instituto Nacional de Nutrición (INNSZ), comenta que este órgano virtual tiene un papel importante en la regulación del metabolismo energético y una disbiosis o macrobiota anormal se ha asociado a diversos padecimientos como la obesidad, diabetes Mellitus, síndrome metabólico e hígado graso.

Al respecto el especialista comenta que desde el nacimiento la microbiota influye en la salud futura del individuo. Los bebés que nacen por parto vaginal tiene menor tendencia a padecer alergias y a ser obesos, ya que al pasar por el canal de parto tienen contacto con la microbiota de la madre y su organismo se familiariza con estas bacterias y las incorpora a su sistema inmune para hacerlo más resistente.

Con la edad la microbiota cambia y su composición se va tornando diferente de acuerdo al medio ambiente donde se desarrollan los individuos y la dieta que llevan.

 

La Macrobiota y la obesidad

La doctora Ana Burguete García, investigador en Ciencias Médicas, Epidemiología Genética, explica que la obesidad es una enfermedad crónica que aumenta la masa corporal debido a un proceso inflamatorio. La obesidad se dispara tanto por factores ambientales como genéticos, el primero se refiere a la falta de actividad física y la ingesta de comida alta en calorías; el segundo, son los factores heredados y el genoma de las bacterias que viven en el organismo.

Debido a que en México hay una alto índice de obesidad infantil,  la doctora se ha dado a la tarea de realizar investigaciones sobre microbiota y su relación con la obesidad. Al respecto, Burguete comenta que se puede mencionar como hallazgos principales que la Microbiota de los niños entre 6 y 14 años de edad se modifica en relación al índice de masa corporal, que es un indicador de obesidad, y si bien es cierto que es necesario realizar investigaciones más profundas sobre la Microbiota y su asociación con obesidad, estos nuevos conocimientos demuestran que el tratamiento de la obesidad debe ser en función de la relación establecida entre la obesidad y la Microbiota Intestinal, mediante el uso de estrategias dietéticas destinadas a modular la composición de la Microbiota.

Por su parte la doctora  Ana Teresa Abreu y Abreu, gastroenterólogo endoscopista, comenta que al administrar organismos vivos  por medio de alimentos funcionales se ha demostrado que proveer beneficios a la salud del huésped. Existen diferentes bacterias  y están clasificadas en géneros y especies, y se están identificando cuáles son las funciones de cada una.

A su vez, Abreu comenta que una manera de mantener una microbiota saludable es consumir probióticos que son microorganismos vivos que consumidos en cantidades adecuadas proporcionan un beneficio a la salud. Por ello es importante incluirlos en nuestra alimentación por medio de alimentos funcionales como el yogur.

Este tema tiene todavía muchos aspectos que descubrir por eso se lleva a cabo el “do Simposio Internacional de Microbiota Intestinal Humana en Salud y Enfermedad, este 3 y 4 de mayo en el Auditorio “Cinia G. Diez” en el Complejo Médico “Antonio Fernández” de la Sociedad de Beneficencia Española, donde participan La Asociación Mexicana de Gastroenterología, la Asociación Mexicana de Nutriología, el Colegio Mexicano de Nutriólogos y el Instituto Danone.

Por Vianey Bautista

Post a Reply