Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

Menos sal y más salud

sal ch7 tips para un corazón sano 

El consumo de sal en exceso es la causa principal de presión arterial elevada. De acuerdo con la OMS (Organización Mundial de la Salud) el consumo de sal de 5 gramos diarios, es la recomendable para mantener la salud, pero en nuestro país la realidad es otra, pues la ingesta diaria es de aproximadamente 11 gramos, ocasionando con ello que 1 de cada dos mexicanos mayores de 50 años sea hipertenso.

La sal es necesaria para el organismo humano: mantiene el equilibrio de líquidos, regula el ritmo del músculo cardíaco, permite la transmisión de impulsos nerviosos, evita la osteoporosis, mantiene el equilibrio del azúcar entre otras funciones, sin embargo el consumo excesivo de sal afecta el sistema renal, así como a las venas, ya que el endotelio, que es la capa que recubre las arterias y las venas, se daña por el consumo excesivo de sodio, que está muy asociada con la prevalencia de infartos, accidente cerebral vascular , trombosis y es el factor identificable más claro para hipertensión.

Entre los productos con más sal se encuentran los embutidos o carnes frías (26.2 por ciento); pan, pastas instantáneas y frituras (19 porciento); queso (6.7 por ciento) y platillos preparados (4.9 por ciento). Por otro lado, de acuerdo con la encuesta realizada en el 2009 por la Facultad de Economía de la UNAM, en relación con el poder adquisitivo de alimentos de la canasta básica, el 50 por ciento son alimentos industrializados que contienen altos niveles de sal.

En México se han tomado dos medidas para reducir su consumo, la primera se dio en el pasado sexenio al reducir la sal en la producción de pan, y en el fechas recientes al eliminar los saleros de los restaurantes. Sin embargo, es en casa donde se recomienda iniciar con la cultura de  menos sal, más salud.

Por lo que se recomienda como primer paso para reducir su consumo,  dejar de agregarla a los alimentos durante la cocción y en la mesa, incluso de esta forma descubrirá los sabores reales de sus comidas favoritas. De igual forma, pruebe antes los alimentos para ver si necesitan sal. Tenga por seguro que con esta sencilla medida reducirá su riesgo cardiovascular.

Lo malo de las presión arterial alta, como otros padecimientos, es que con frecuencia no presenta síntomas. La única manera de saberlo es, o porque se somete un estudio médico, o porque presenta un infarto. Por ello, es recomendable que si sobrepasa los 35 años de edad, acuda con su médico cardiólogo una vez al año, ya que cada día son más las personas jóvenes que tienen problemas con el corazón.

Lo positivo de los factores de riesgo cardiovascular, es que la mayoría de ellos son modificables, es decir, dependen de uno cambiarlos o exacerbarlos como son colesterol, hipertensión, triglicéridos, tabaquismo y obesidad, se pueden controlar con cambios en  el estilo de vida y los hábitos alimenticios. Y en relación con el consumo de sal, “constituye un mal hábito adquirido que responde a pautas culturales perfectamente modificables”, dicen los especialistas.

Por eso, uno de los pilares en la prevención de las enfermedades cardiovasculares son “las medidas higiénico-dietéticas, entre ellas, la disminución del consumo de sal”.

Recomendaciones:

  1. Antes de comprar un producto, verifique el contenido de sal. Todas las que dicen la palabra “sodio, contenido sódico” contiene sal.
  2. Si le gustan las carnes frías, hoy es posible adquirir jamón bajo en grasas y sal
  3. Antes de ponerle sal a un platillo, hay que probarlo. No la agregue por costumbre
  4. Si un alimento procesado es de sus preferidos, reduzca su ingesta
  5. Las anchoas, mayonesa, bacalao, pepinillos, salsas de mesa y caldo de pollo concentrado en cubitos contienen sal, por lo que hay que consumirlos con moderación
  6. Compare las etiquetas de nutrición en los envases de los alimentos
  7. Elija verduras enlatadas sin sal. Haga lo mismo con las conservas

Lo principal es acudir con el médico cardiólogo para un chequeo anual, y si se es hipertenso, medir sus niveles de manera frecuente. Recordar que para saber si se es hipertenso, es necesario medirse la presión durante tres semanas seguidas y en el mismo horario. Los niveles normales son 120/80. Cuando se tienen 140/90 o más indican que se es portador de  hipertensión arterial.

La presión arterial tiende aumentar con la edad. Al tener un estilo de vida saludable, algunas personas pueden retrasar o prevenir el aumento de la presión arterial. Es controlable cuando se hacen modificaciones en el estilo de vida y se lleva un tratamiento farmacológico bajo las indicaciones del médico tratante. AstraZeneca cuenta con alternativas que apoyan a los pacientes en el control de su enfermedad. Consulte a su médico.

Post a Reply