Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

Los niños no beben suficiente agua simple

obesidad niños chMás de la mitad del cuerpo humano está compuesto por agua, porque es sumamente necesaria para que se lleven a cabo varias funciones orgánicas. Durante la niñez el porcentaje de agua corporal es mayor, por ello los niños siempre requieren agua simple constantemente; sin embargo, en México ocho de cada 10 niños y adolescentes no se hidratan correctamente porque no cumplen con la ingesta de líquidos recomendada, según se reporta en el estudio ¿Qué beben los niños y adolescentes mexicanos?

El estudio, que contó con los datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 y el apoyo de Nestlé Waters, reveló que las bebidas contribuyen 65% al total de líquidos consumidos en el día por un niño o adolescente, pero sólo el 26% es agua simple. Durante la encuesta realizada con una muestra representativa de todo el país, se dio a conocer que 3 de cada 10 niños no bebe agua simple. La conclusión del estudio es que el consumo diario  de agua se encuentra por debajo de la ingesta diaria recomendada en todos los grupos de edad.

De acuerdo con Angelita Marín, especialista en nutrición, es muy importante el consumo de agua simple debido a que es indispensable para el buen funcionamiento del cuerpo, además afirma que la deshidratación puede ser peligrosa, porque un niño con sed puede desorientarse o perder la concentración. Además el agua es el elemento que más se concentra en la sangre, regula la temperatura, elimina toxinas  e incluso ayuda a prevenir enfermedades.

La especialista brinda las siguientes recomendaciones para lograr un consumo de líquidos saludables:

-Las  bebidas azucaradas no deben consumirse a diario; pueden ser ocasionales y en pequeñas cantidades.

-Optar por bebidas de bajo contenido energético con menor cantidad de azúcares o leche descremada a partir de los 2 años si el niño tiene un peso saludable.

-Las tomas de agua deben aumentar en los niños de todas las edades, especialmente en los niños más grandes y en los adolescentes, ya que sus requisitos son mayores.

-Es importante incluir el consumo de frutas y verduras, alimentos que suman al consumo diario de líquidos.

-Establecer ocho momentos del día para tomar agua que sean fáciles de recordar: antes de ir a la escuela, en el descanso de la mañana, en el almuerzo, durante la actividad física, en el snack, al momento de hacer l atarea, durante la cena y al momento de leer un libro.

-Si los niños no quieren beber agua, la mejor motivación es el ejemplo. Si ven a los adultos tomando agua, seguramente ellos también lo harán. Siempre carga botellitas de agua y tenlas disponibles en lugares visibles.

Post a Reply