Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Tratamientos

Lo que no sabías de la aspirina

Tomar una aspirina diaria podría ser lo adecuado en ciertos casos, pero no en todos, aclara el Dr. Brian Shapiro, especialista en Enfermedades Cardiovasculares de Mayo Clinic. Realizar esta rutina podría ser provechoso para algunas personas con ciertos antecedentes de problemas cardíacos, de accidente cerebrovascular o de diabetes; pero para otros, en cambio, no necesariamente disminuiría el riesgo de sufrir un ataque cardíaco y, en ciertos casos, podría ser hasta peligroso. La decisión de tomar una aspirina diaria debe basarse en una recomendación médica.

La aspirina actúa como anticoagulante y puede disminuir la capacidad de coagulación del organismo. Cuando una persona sangra, se desencadena el proceso de coagulación de la sangre en el que las plaquetas se acumulan alrededor de la herida para ayudar a sellar la abertura en el vaso sanguíneo y detener el sangrado. Por otro lado, las arterias que proveen sangre al corazón pueden estrecharse debido a la acumulación de depósitos grasos, afección conocida como ateroesclerosis. Cuando uno de esos depósitos se descompone o rompe, rápidamente puede formarse en la superficie irregular expuesta un coágulo sanguíneo que obstaculiza la arteria y disminuye el flujo sanguíneo hacia el corazón, ocasionando un ataque cardíaco. Tomar una aspirina diaria disminuye el aglutinamiento de las plaquetas, dificultando la formación de un coágulo que obstaculice el vaso sanguíneo y por lo tanto, posiblemente previniendo un ataque cardíaco.

“Los efectos de la terapia con una aspirina diaria han sido investigados extensamente. Realizar esta práctica parece beneficiar más a algunas personas, tales que corren riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular, y aquellos que padecen de dolor del pecho o angina derivada de alguna enfermedad de las arterias coronarias. Además, a algunos diabéticos, especialmente los mayores, también pueden beneficiarles una aspirina diaria”, menciona el Dr. Shapiro.

No obstante, las investigaciones no han demostrado beneficios claros de la terapia con aspirina diaria para las personas que no encajan dentro de esas categorías. Algunas organizaciones de salud han recomendado que algunas personas sin antecedentes de ataque cardíaco tomen una aspirina diaria, pero este es un punto controversial dentro de la comunidad médica.

“La terapia diaria con aspirina podría ser nociva para algunas personas. Tomar una aspirina podría conducir a otros problemas de salud graves, por ejemplo, en las personas que padecen algún trastorno de sangrado o que sufren alguna enfermedad cardíaca que interfiere con la capacidad de coagular del cuerpo, en quienes tienen alergia a la aspirina o en aquellos con úlceras estomacales sangrantes o tendencia a desarrollar úlceras”, apunta.

Dr. Brian Shapiro de Mayo Clinic esclarece que si se tiene la recomendación del médico para realizar esta práctica, las dosis de la aspirina normalmente deben oscilar entre alrededor de 81 mg diarios (que es la dosis de la aspirina infantil antes mencionada), hasta aproximadamente 325 miligramos (que es la cantidad contenida en la mayoría de tabletas de potencia normal). Cualquier otra dosis mayor de aspirina no ejerce más efecto sobre la coagulación que estas dosis menores.

Fuente:  Mayo Clinic

 

Post a Reply