Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

Los azúcares añadidos, los mejores amigos de la obesidad

axucar chDiversos estudios indican que el consumo de azúcares añadidas, aquéllas que se utilizan como ingrediente en la preparación de alimentos procesados, ha aumentado considerablemente durante los últimos años. ¿Qué significa esto? Según la evidencia clínica, este incremento juega un papel fundamental en el desarrollo del sobrepeso, así como en el hecho de que se consuman cada vez menos micronutrientes esenciales para el organismo. Dicho de otro modo, el exceso de azúcares añadidos no sólo agudiza el riesgo de padecer obesidad sino que, igualmente, ha sustituido la ingesta de sustancias nutritivas.

Este panorama llevó a las doctoras Bethene Ervin y Cynthia Ogden, ambas del Centro para el Control de Enfermedades y el Centro Nacional de Prevención para la Medicina Estadística de Estados Unidos, a investigar más a fondo quiénes consumían más azúcares añadidas, en qué cantidades, a partir de qué alimentos y/o bebidas así como el lugar más frecuente de consumo según edad, raza y situación socioeconómica. Así, analizaron los hábitos de adultos de raza negra, de raza blanca no hispana y personas de origen mexico-americano entre los años de 2005 y 2010.

Entre otras cuestiones el estudio reflejó que los alimentos eran el origen del 67 por ciento de las calorías procedentes de azúcares añadidos mientras que las bebidas aportaban un 33 por ciento .

Bajo el título de Consumo de azúcares añadidos entre adultos estadounidenses, 2005-2010, el estudio arrojó los siguientes resultados:

Los hombres consumen más calorías de azúcares añadidos al día que las mujeres: ellos ingieren un promedio de 335 calorías obtenidas por esta fuente al día, mientras que ellas aproximadamente 239 calorías. En el caso de ambos, la ingesta calórica de azúcares añadidos disminuye conforme avanza la edad: Hombres: entre 20 y 39 años consumen un promedio de 397 de calorías de azúcares añadidos; de 40 a 59, un promedio de 338 calorías; de 60 y más años, aproximadamente 224.

Las mujeres de entre 20 y 39 años, un promedio de 275 calorías; de 40 a 59 años, alrededor de 236 calorías y de 60 y más años, aproximadamente 182 calorías.

Tanto en el caso de hombres como de mujeres, son los alimentos, y no las bebidas, de donde procede el mayor consumo de azúcares añadidos: Alimentos: fuente del 67% de las calorías provenientes de azúcares añadidos y bebidas (leche, sustitutos de leche, bebidas azucaradas, jugos de frutas y vegetales, café, té y bebidas alcohólicas): 33%

Los hombres y mujeres de raza negra son quienes más consumen azúcares añadidos: Hombres de raza negra: el 14.5% del total de su consumo calórico proviene de azúcares añadidos; méxico-americanos: 12.9% . En hombres de raza blanca: 12.8%. Las mujeres de raza negra: 15.2% del total de su consumo calórico proviene de azúcares añadidos, de raza blanca: 13.2%, méxico-americanas: 12.6%

El consumo de azúcares añadidos es mayor en estratos sociales bajos: Hombres: Clase baja: del total de su consumo calórico diario, 14.1% proviene de azúcares añadidos; clase media: 13.6% y clase alta: 11.5%. Mujeres, clase baja: 15.7% de su consumo calórico diario proviene de azúcares añadidos, clase media: 13.4% y clase alta: 11.6%

La mayor parte del consumo de azúcares añadidos se presenta en el hogar: aproximadamente 67%. El porcentaje restante, 33%, se ingiere fuera de casa. El anterior análisis, y otros de naturaleza semejante, son de vital importancia no sólo para comprender a fondo el rol que interpretan los azúcares añadidos en la aparición de la obesidad y el bajo consumo de micronutrientes, sino también para diseñar estrategias verdaderamente eficaces en el combate a estos fenómenos que, hoy por hoy, atañen a prácticamente todas las sociedades desarrolladas del planeta.

 

Fuente: R. Bethene Ervin, Cynthia L. Ogden, Consumption of Added Sugars Among U.S. Adults, 2005-2010, NCHS Data Brief, no. 122, mayo 2013.

http://www.cdc.gov/nchs/data/databriefs/db122.htm

Post a Reply