Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Avances

La tiroides: una glándula olvidada

La tiroides es una glándula endócrina que participa activamente en el crecimiento y desarrollo del ser humano, ya que influye directamente en el funcionamiento del metabolismo, la termogénesis, la estimulación del sistema óseo y reproductor.

Todo este proceso lo realiza por medio de la producción de hormonas, que básicamente son tres: la Hormona Estimulante de Tiroides (TSH), la T3 y T4, y cuando estas hormonas se desequilibran, las personas tienen diferentes grados de reacción y su organismo puede sufrir varias enfermedades. La TSH también es muy importante debido a que interactúa con múltiples órganos como el corazón y los riñones, por lo que tiene influencia en la función cardiovascular.

De acuerdo con la investigación “Concentraciones séricos de hormona estimulante de tiroides (TSH) en niños, adolescentes y adultos mexicanos”, existen dos padecimientos de la tiroides que están presentes en la población mexicana pero que no se diagnostican a tiempo: el hipotiroidismo y el hipertiroidismo. El primero se considera cuando los niveles de TSH están elevados, lo que provoca a la larga efectos perjudiciales en órganos como el corazón, las gónadas y los huesos. Además el paciente tiene más probabilidades de desarrollar enfermedad cardiovascular porque se ha encontrado que este desajuste está estrechamente relacionado con la hipertensión arterial, así como la ateroesclerosis y la enfermedad coronaria. Incluso existen varios estudios realizados en población infantil y adolescente donde se observa una estrecha relación con la  obesidad y niveles elevados de TSH.

Por su parte, el Hipertiroidismo se detecta cuando los niveles de TSH son bajos, el problema es que no causa síntomas o signos clínicos. Al no tratarse esta enfermedad se corre el riesgo de presentar una disminución en la densidad ósea y se le ha asociado con la incidencia de fibrilación auricular, embolias o falla ventricular que los puede llevara a la muerte.

La mejor manera de prevenir es hacer un chequeo anual que incluya un perfil tiroideo, para verificar si los niveles de las hormonas se encuentran en balance o de lo contrario  poder iniciar pronto el tratamiento adecuado para prevenir las complicaciones que puede traer las enfermedades tiroideas.

El estudio Concentraciones séricas de hormona estimulante de tiroides (TSH) en niños, adolescentes y adultos mexicanos, estuvo a cargo de médicos mexicanos,  encabezada por el Doctor Simón Barquera del Instituto Nacional de Salud Pública, la Doctora Sara Arellano, representante de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología y el doctor Armando González de Grupo Merck, quienes también encontraron que:

  • Los niños en edad preescolar 9% presentó hipotiroidismo subclínico, y los niños en edad escolar el porcentaje fue de 10.3%.
  • Aproximadamente 90% de la muestra total de adolescentes tuvo niveles eutiroideos y aproximadamente el 8% mostró niveles elevados de TSH. Sólo 2% presentó hipertiroidismo (clínico y subclínico).
  • En la muestra de la población adulta, el 8% presentó hipotiroidismo (clínico o subclínico) y 4.5% hipertiroidismo (clínico o subclínico)

Post a Reply