Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Cuida tu diabetes, Destacados

La osteoporosis se previene desde la infancia

osteo chLa osteoporosis, que literalmente significa “hueso poroso”, es una enfermedad que va debilitando los huesos y los hace propensos a fracturarse. Los adultos mayores y las mujeres postmenopáusicas en particular, constituyen el grupo de población más susceptible a fracturas por osteoporosis.

Las posibilidades de padecer osteoporosis y fracturas por fragilidad ósea en la edad adulta, se definen en la niñez y adolescencia.  Por esta razón, la mayoría de los esfuerzos de prevención de la osteoporosis en la edad adulta en países desarrollados se concentra en fortalecer la salud ósea desde la niñez, basados en el consenso respecto a que “la osteoporosis del adulto es una enfermedad pediátrica”.

La predisposición genética es el factor principal que influye en la construcción de masa ósea, pero existen factores modificables que pueden beneficiar al fortalecimiento de los huesos, como  la alimentación sana y equilibrada, y la actividad física, comenta la doctora  Patricia Clark, reumatóloga, jefe de la unidad de epidemiología clínica del Hospital Infantil de México-Facultad de medicina UNAM.

La especialista explica que el sistema óseo del ser humano se fortalece desde el nacimiento y termina el proceso aproximadamente a los 20 años, y para lograr una buena cantidad de hueso es importante consumir productos lácteos que aporten calcio y hacer actividad física. La reumatóloga señala que por cada 10 minutos extra de actividad física se genera 1% más de hueso en el cuello femoral en el niño. Posteriormente a los 20 años lo más importante es conservar la masa ósea que se generó durante la niñez y adolescencia, por lo que se recomienda evitar el consumo de tabaco o bebidas carbonatadas, así como continuar con buenos hábitos alimenticios y el ejercicio.

Otro de los elementos que no debe faltar para tener un esqueleto fuerte es la vitamina D, que se encarga de fijar el calcio, y la luz solar es la fuente principal de esta vitamina. El doctor Oscar Brunetto, Médico Pediatra Endocrinólogo (Certificado por la Sociedad Argentina de Pediatría), comenta que esta vitamina no sólo es necesaria para alcanzar una adecuada mineralización, sino que en los últimos años se la ha relacionado su deficiencia con enfermedades autoinmunes, inmunidad adquirida, enfermedad cardiovascular y enfermedades respiratorias entre otras.

Calcio y vitamina D son esenciales para la salud ósea. Sin embargo, no hay una recomendación oficial en relación con el consumo de suplementos a cualquier edad. Según el mismo estudio, la ingesta diaria de calcio en los niños incluidos en el estudio fue 75% menor a la ración diaria recomendada (490 mg para los varones y 385 mg para las niñas)[1]. Asimismo, diversos estudios disponibles han señalado insuficientes niveles de vitamina D[2], lo que podría producir una variedad de problemas de salud en pediatría que incluyen crecimiento retardado, deformidades óseas, osteopenia, osteoporosis, osteomalacia, debilidad muscular e hiperparatiroidismo secundario.

Por todo lo anterior la doctora Clark recomienda el consumo de lácteos para ingerir el calcio necesario; en la actualidad en el mercado hay lácteos deslactosados o bajos en grasa pensados en personas intolerantes a la lactosa o que necesitan llevar una dieta baja en calorías, pero que siguen aportando calcio a la alimentación. La reumatóloga también destaca la importancia de la actividad física, y comenta que para tener una vida sana es suficiente hacer periodos cortos de caminata varias veces al día, si lo que buscas es una figura más esbelta es cuando debes recurrir al ejercicio que sí es una actividad con mayor duración de tiempo, constante y enfocada a objetivos. También recomienda exponerse a la luz solar 10 minutos tres veces a la semana, pero hace especial hincapié en no hacerlo en las horas pico que van de las n11 a las 4 de la tarde donde los rayos solares efectivamente pueden dañar la piel.

 


[1] Ídem 1

[2] The Latin America Regional Audit: Epidemiología, Costo e Impacto de la Osteoporosis en América Latina 2012. IOF, Mayo 2012 www.osteoporosisinlatinamerica.com

Post a Reply