Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Avances, Tratamientos

La jeringa para insulina más delgada

La insulina juega un papel muy importante en el tratamiento de la diabetes, es la hormona que controla los niveles de azúcar en sangre y las personas que padecen esta enfermedad carecen de ella o bien no la utilizan correctamente y como consecuencia la glucosa, que proviene mayormente de los alimentos, no puede entrar a las células para darles energía y se queda circulando en la sangre, lo cual se manifiesta con hiperglucemia o lo que es lo mismo altos niveles de glucosa en sangre.

El tratamiento con insulina es uno de los más efectivos para controlar la diabetes así que tanto una jeringa adecuada como una correcta técnica de inyección son la mezcla perfecta para inyecciones más cómodas y efectivas, fomentando con ellos un mejor control y apego al tratamiento. Según datos de la Dra. Clara Mejía, Directora de Negocio para el Cuidado de la Diabetes en México, Caribe y Centroamérica, en 1924 BD creó la primera jeringa diseñada especialmente para la aplicación de insulina, con la finalidad de hacer la inyección más cómoda y segura y después en 1952 fabricó también la jeringa estéril y desechable. Y para 1969, BD lanza la primera jeringa integrada y en cada etapa se ha comprometido en diseñar dispositivos médicos de gran calidad con el objetivo de mejorar la vida de las personas con diabetes. Por mucho tiempo, la jeringa para insulina con aguja más corta era de 8mm, una mejora considerable pero que ahora ha sido superada.

Es por ello que Becton Dickinson (BD), buscando siempre mejoras tecnológicas para los pacientes, presenta en México la jeringa para insulina con aguja de sólo 6 mm de largo, logrando con esta innovación una mejora notable en el tratamiento de la diabetes.

Actualmente, la jeringa sigue siendo el dispositivo para insulina más ampliamente difundido en México con un 90% de uso, seguido por las plumas en un 10% y las microinfusoras con menos del 1%y ahora se buscó mejorar con una tecnología de aguja más corta. La Lic. Teresa Tafolla, Educadora en Diabetes, explicó que las personas insulinodependientes deben aplicársela en el tejido subcutáneo, es decir, entre la piel y el músculo para garantizar el efecto deseado y lograr un buen control, así que las agujas cortas son la mejor opción.

Con esta jeringa para insulina con la aguja más corta del mundo se ha comprobado que es un dispositivo de inyección que funciona de manera muy efectiva en todos los pacientes y que se logra un mayor apego al tratamiento ya que hay menor intimidación a la inyección, además de presentar un riesgo mínimo de inyecciones en el tejido muscular.

La jeringa BD Ultra Fine 6mm tiene una aguja de menos de la mitad de largo que las jeringas más usadas que miden 12.7mm de longitud. Con la jeringa con aguja de sólo 6mm se facilitará a los mexicanos con diabetes el cumplimiento del tratamiento con insulina, ya que proporciona un control de la glucosa equivalente al que se consigue con agujas más largas, pero de forma más cómoda y segura.

Hace unos meses BD en conjunto con la Federación Mexicana de Diabetes (FMD) llevó a cabo el Foro de Técnicas de Inyección de Insulina (ForTI) dirigido a profesionales de la salud que instruyeron a personas con diabetes sobre cómo llevar su tratamiento para conseguir una mejor calidad de vida. Durante este Foro quedó completamente fundamentado que la longitud de las agujas de insulina debe ser lo suficientemente larga para traspasar la piel y lo suficientemente corta para no alcanzar el tejido muscular, objetivo que se logra con la jeringa BD Ultra Fine 6mm.

 

Fuente: Becton Dickinson

 

 

 

Post a Reply