Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición, Recetas

La dieta Mediterránea más eficaz para la diabetes

dieta  mediterránea chLas dietas bajas en carne roja y ricas en grasas saludables como el aceite de oliva fueron más efectivas para bajar de peso y disminuir la glucosa en sangre entre la gente con diabetes según un estudio. Estos beneficios también se vieron en las dietas bajas en carbohidratos, las altas en proteína o bajas de azúcares simples.

“Se observó en un grupo de diferentes tipos de dietas, que estas cuatro pueden mejorar varios aspectos del control de la diabetes” aseguró la doctora Olubukola Ajala, especialista en diabetes en el Hospital Western Sussex de Reino Unido.

Más de 24 millones de americanos tienen diabetes tipo 2. La gente con este padecimiento no puede guardar glucosa en sus células de manera efectiva, y sus niveles de azúcar se disparan. Los cambios en el estilo de vida, como la pérdida de peso y la ingesta de calorías moderada, pueden ayudar al control de la glucosa en sangre y reducir el riesgo de complicaciones de la enfermedad.

Ajala y sus colegas revisaron los resultados de 20 estudios comparativos sobre los efectos de siete dietas populares en adultos con diabetes tipo 2, donde se incluyeron dietas como la Mediterránea, las bajas en carbohidratos, las altas en proteína y las de índice glicémico bajo (que clasifica la comida según la rapidez con la que los carbohidratos se convierten en glucosa).

Después de seguir la dieta por al menos seis meses, las personas que eligieron la dieta Mediterránea perdieron en promedio dos kilos. Ninguna otra dieta tuvo tanto impacto en el peso, de acuerdo a los resultados publicados en el American Journal of Clinical Nutrition.

“Estamos un tanto impactados con la dieta Mediterránea en particular” dijo Ajala. “Pensábamos que las dietas bajas en carbohidratos podían tener mejor resultado en la pérdida de peso, pero la Mediterránea parece ser mejor”.

El estilo de la dieta mediterránea incluye frutas, vegetales y legumbres, granos enteros, pescado y se usa aceite de oliva y hierbas en lugar de mantequilla y sal. Las grasas saturadas de la carne roja y los productos lácteos son menos de 8% del total de las calorías consumidas.

Otros estudios han relacionado a la dieta Mediterránea con una reducción en el riesgo para contraer cáncer, Alzheimer, Parkinson y muerte por ataque cardiaco.

Aunque la revisión no encontró evidencia de que las dietas vegetarianas, veganas o altas en fibra ayudaran en la pérdida de peso, se cree que tienen más tendencia a mejorar el control de la glucosa en sangre.

Además las dietas Mediterránea, bajas en carbohidratos y de bajo índice glicémico incrementan la salud del corazón, el colesterol bueno aumenta entre 4 y 10 % y los triglicéridos bajan hasta 9%.

Por otra parte, Katherine Zeratsky, dietistas registrada en la Clínica Mayo, comentó: “La pérdida de peso es importante, pero también la calidad nutrimental”. La especialista, quién no estuvo relacionada con esta investigación, aseguró que el control de la porción y la sustentabilidad son los elementos más importantes de una dieta para la gente con diabetes tipo 2. Además consideró que la dieta Mediterránea pudo tener más éxito porque es más fácil de mantener en comparación con las dietas restrictivas bajas en carbohidratos o altas en proteínas.

“Creo que apenas nos estamos recuperando de la fase de las dietas bajas en grasas de los años 90” comenta Zeratsky. El aceite de oliva hace la comida más sabrosa y satisfactoria, y tal vez calma la urgencia de una colación durante el día, comentó la especialista.

Fuente:  Reuters Health  y American Journal of Clinical Nutrition, 30 de enero,  2013.

Post a Reply