Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Consiéntete, Destacados

Jefes tóxicos para la salud personal y familiar

jefes toxicos chCuando el estrés laboral interfiere en la vida personal, el bienestar familiar se afecta. 

En una reciente conferencia acerca del trabajo, el estrés y la salud, apoyado en parte por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Laboral de EE.UU., se presentó un estudio acerca de compañías que apoyaban temas de “familia y trabajo” y por otro lado la “influencia de los jefes” – buenos o malos – en la salud de los empleados.

“Los resultados del estudio varían, pero un gran número de personas reportan que el trabajo es la mayor fuente de estrés en su vida”, dijo Michael Ford, profesor asistente de psicología en la Universidad de Albany en Nueva York.

“Todos tienen una vida fuera del trabajo”, dijo Ford. “Así que tenemos que seguir investigando cómo esta circunstancia afecta emocional y físicamente a la población. Creo que es algo con lo que mucha gente puede relacionarse.”

Otro orador en la conferencia de Los Ángeles explicó que cuando se trata de estrés relacionado con el trabajo, las consecuencias para la salud son muy variadas. Leslie Hammer es profesor de psicología en la Universidad Estatal de Portland, en Oregon, y Director del Centro para el Trabajo – Estrés Familiar, Seguridad y Salud.

“Los altos niveles de estrés en el trabajo y en la vida cotidiana, han provocado un incremento en problemas de salud mental”, dijo Hammer. “Vemos mayores niveles de depresión y un incremento en problemas de salud. La enfermedad cardiovascular presenta un claro vínculo con la presión laboral. Vemos problemas de obesidad y en general de salud física.”

“Cuando las personas están estresadas en el trabajo, y los jefes no apoyan en el tema de trabajo-familia, vemos comportamientos negativos en la salud, por ejemplo mala selección de alimentos (más comida chatarra), bajos niveles de ejercicio y sueño”, dijo Hammer.

El estrés laboral tiene un costo en las relaciones. “La calidad del matrimonio se ve dañada, sin duda alguna”, advirtió Hammer. “La calidad de la relación disminuye. Cuando se experimenta un estrés o una presión negativa, uno termina pasándoselo a la pareja y a los hijos”.

En el estudio de Ford que compara la flexiibilidad en los lugares de trabajo y su impacto en la salud, encontró que las personas que trabajan en ambientes laborales flexibles, crean cónyuges más flexibles. Hammer dijo: “En la literatura de investigación hay correlación que cuando los padres están más estresados, los niños están más estresados”

Los jefes son una fuente de apoyo o de estrés laboral. “La falta de respaldo o las conductas abusivas de parte del supervisor pueden afectar a la vida en el hogar, tanto en términos del tiempo y la energía que roba a las personas como por su efecto sobre el estado de ánimo”, dijo Ford. “Por supuesto, eso puede potencialmente afectar a la vida de los familiares”.

Un gerente no comprensivo, apuntó Hammer, “será totalmente desconsiderado ante las necesidades no laborales de sus empleados”. “A veces, los malos jefes presentan juntas en el último minuto, de forma que las personas que tienen responsabilidades familiares o no relacionadas con el trabajo tienen que reajustar su actividad no laboral para cumplir los horarios de trabajo”, comentó. “eso conduce a mayores niveles de estrés”. Lo que las empresas deben analizar es que mayores niveles de estrés afectan físicamente a los empleados y en consecuencia también su nivel de producción o cumplimiento laboral, en conclusión los malos jefes causan daño a los empleados y a la compañía.

FUENTES: Leslie Hammer, Ph.D., professor, psychology, Portland State University, and director, Center for Work — Family Stress, Safety and Health, Oregon; Michael Ford, Ph.D., assistant professor, psychology, University at Albany-State University of New York; May 16-19, 2013, presentations, Work, Stress and Health 2013: Protecting and Promoting Total Worker Health, Los Angeles

 

Post a Reply