Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Cuida tu diabetes, Destacados

Hidrátalos, pero sin azúcar

  1. obesidad niños ch

Beber agua es un regalo para el cuerpo, le ayuda a eliminar toxinas, lubricar las articulaciones, contribuye en procesos cerebrales y le hace sentirse más ligero, si además puede hacerse de manera divertida, será más fácil fomentar la costumbre de mantenerse hidratado sin descuidar la experiencia agradable que da el sabor a fruta. Nestlé Pureza Vital Agüitas también incluye una presentación en agua natural para aquellos niños que ya se sienten preparados para hacer a un lado sus prejuicios sobre el mal sabor de ésta.

La experiencia de beber agua debe ser por igual saludable y placentera, por eso las aguas saborizadas son un buen inicio en el entrenamiento de hidratación continua en los niños, es importante combinarla también con una dieta balanceada y con ejercicio para mantenerlos saludables, estos hábitos sólo pueden aprenderse de los más grandes, quienes también deberán estar atentos a la información nutrimental publicada en el envase de los productos saborizados.

Los niños están bombardeados, en todo momento, por bebidas con alto contenido de azúcar, característica que ha sido asociada con un sabor más agradable. El consumo de azúcar es un tema que preocupa a nivel  mundial, y es nuestra responsabilidad como sociedad cuidar la salud de la infancia y erradicar la obesidad en niños y adolescentes que, de no ser así, potencialmente se convertirán en adultos hipertensos o con afecciones cardiacas.

Existen algunas formas de incentivar en los pequeños el consumo de agua al tiempo que dan variedad de sabores, ya que la mayoría de los niños no se sienten atraídos por el agua simple, pero existen aguas saborizadas con una muy baja o nula presencia de calorías. Pueden ser tan sanas como la cantidad y diversidad de ingredientes con que son elaboradas, algunas hacen uso de la vitamina C y saborizantes naturales, lo que garantiza que no son dañinas para la salud al momento de hidratar. El caso contrario serían aquellas que incluyen saborizantes artificiales, colorantes o cafeína, elementos que podemos corroborar en la etiqueta de la botella y así evitar su consumo.

Una bebida saborizada y sin gas es una alternativa sana para aquellos niños que no tienen el hábito de beber agua natural, bebidas que son adicionadas con un porcentaje de jugo natural de frutas como uva, durazno, naranja, manzana y limón y tienen una presencia muy baja de sales y azúcar, y están diseñadas en presentaciones recomendadas para el organismo de los pequeños, por lo que no se recomienda rebasar los 500 ml en un día sin haber sido combinada su ingesta con agua natural o con actividad física, esto con la intención de mantener equilibrado el nivel de carbohidratos y azúcares totales en el cuerpo.

Post a Reply