Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Consiéntete, Destacados

Fugas de agua, desperdicio a cuenta gotas

fugas ch5 fugas de agua que seguro no sabías que había en tu casa

En nuestro país se estima que las personas gastan mucha agua al realizar actividades cotidianas como: bañarse, lavar la ropa, los pisos, así como descargar el tanque del WC. Quizá parecerá que en este último no se desperdicia tanta agua; la cuestión es que la mayoría de los tanques que se tienen en casa no están regulados por la NOM 010-CONAGUA-2000, la cual indica que los WC deben emitir 6lts por cada descarga.

Si se toma en cuenta que hay WC´s que utilizan hasta más de 10lts por emisión, estaríamos hablando que en una familia de 5 integrantes, permitiéndoles ir sólo una vez al baño al día, representarían más de 180 mil litros de agua consumidos en un año. Esta cifra se puede reducir a más de la mitad, con tan sólo cambiar a un WC con certificado Grado Ecológico.

Por otro lado, a la hora de bañarse o lavarse los dientes, se tiene la costumbre de dejar abierta la llave mientras se realizan estas tareas; y qué decir de los trastes, los cuales mientras son enjabonados, se deja la llave abierta con el fin de que se le despeguen los residuos. Si la regadera o la mezcladora que se utiliza, no están cumpliendo la norma, la realización de estas tareas repercute en grandes cantidades de litros de agua desperdiciados.

En este sentido, y con el fin de seguir fomentando el consumo responsable de agua evitando su desperdicio innecesario, Helvex presenta las 5 fugas más comunes que se tienen en cualquier hogar mexicano y que probablemente no han detectado o peor aún, no le han dado la importancia necesaria:

  1. Válvula de descarga o “Sapo” del WC – Si bien ya mencionamos que existen en el mercado WC´s que cuentan con la certificación Grado Ecológico, lo cual asegura un consumo menor a los 6 litros por descarga; es sumamente importante revisar que la válvula de descarga o “el sapo”, como se le suele llamar, selle en su totalidad posterior a la descarga. La mejor manera de verificar que el dispositivo esté funcionando de manera adecuada y que no haya fugas, es a través de una revisión muy sencilla. Una vez que el tanque se llenó nuevamente en su totalidad, se debe revisar que el espejo de agua (agua que se queda dentro de la taza) no presente el más mínimo movimiento. Si detectamos un ligero hilo de agua en alguno de los costados, o pequeñas ondas que van de afuera hacia adentro, es muy probable que tengamos una fuga silenciosa que se traduce en desperdicio de agua.
  2.  Haz de Lluvia de la Regadera – Al igual que con los WC´s, existen regaderas Grado Ecológico las cuales ofrecen un consumo de agua de hasta 3.8 litros por minuto en baja presión. Sin embargo, también existen productos que pueden llegar a consumir más de 10 litros por minuto. Aunado a esto, muchas personas desconocen que su regadera les debe proporcionar un Haz de Lluvia que los cubra completamente de hombro a hombro. Si la regadera proporciona chorros, que en lugar de dirigirse hacia la persona, mojan las paredes, puerta, cortina o techo; es agua que se está gastando sin ser aprovechada. Este tipo de fuga puede llegar a representar una cuota considerable dentro del recibo del agua.
  3. Mangueras de lavabos dañadas – Esta suele ser una de las fugas más peligrosas, pues al no estar en un lugar visible, pueden llegar a pasar años sin que una persona se percate de ella. En otros casos, las personas comienzan a notar pequeños encharcamiento debajo de sus lavabos, del baño o la cocina, sin embargo si la fuga es un ligero goteo, prefieren utilizar algún tipo de remedio casero tales como trapos amarrados o botes debajo de la fuga, esperando que la fuga se convierta en un verdadero chorro de agua, en lugar de recurrir a una reparación inmediata.
  4. Gotera en regadera o lavabo – Esta es una de las fugas más comunes que incluso, y desafortunadamente, se ha convertido hasta en motivo de chistes en nuestra sociedad. El cliché de la persona que no puede dormir por estar escuchando la regadera gotear, ya es un clásico. Lo que la gente desconoce es que con un simple goteo ligero, pueden llegar a estar desperdiciando hasta miles de litros de agua al año. En muchos casos, el remedio puede ser tan sencillo como un simple cambio de empaques o la correcta presión en los tornillos de las llaves, solución que no requiere de grandes gastos y los beneficios son muchísimos.
  5. Filtración en las llaves o grifo del lavabo – Al igual que la anterior, esta es una de las fugas más comunes. Es muy normal que las personas encuentren ligeros encharcamientos alrededor de los ovalines del lavabo del baño o de la tarja de la cocina. En la mayoría de los casos, esta fuga se debe a que los manerales (llaves) o la mezcladora (grifo), presentan una filtración en la base; sin embargo, para las personas es más sencillo secar con la misma toalla de manos o papel sanitario el excedente de agua, que reparar la fuga. En este tipo de fugas, así como en el goteo de las regaderas, el problema suele ser ocasionado principalmente por el desgaste de los empaques y/o tornillos; reparaciones que realmente son muy económicas, pero la gente no sabe o simplemente ignora. Lo que no están considerando es que el costo que se están “ahorrando” por no querer repararlo, suele llegar a ser por mucho, más económico que el desperdicio de agua que están generando y sobre todo, del daño al planeta que están provocando.

Si bien el consumo de agua es un tema de suma importancia tanto en México y a nivel mundial, existen pequeñas acciones que cada uno puede realizar desde su casa para fomentar una cultura de cuidado de este líquido vital.

Fuente: Helvex

 

 

Post a Reply