Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Cuida tu diabetes, Destacados

Evita la artrosis por obesidad

artrosis chLa Artrosis es un daño a las rodillas causado  por uso y desgaste, que comienza con dolores persistentes. Más del 10% de personas a partir de los 55 años son frágiles a tener síntomas de osteoartritis en rodillas y la obesidad es un factor determinante para el desarrollo de este padecimiento. La discapacidad en personas obesas con osteoartritis de rodilla puede ser mejorada de manera significativa cuando se reduce su peso.

En las personas obesas, la osteoartritis de rodilla hace que la pérdida de peso sea aún más difícil de lograr debido a restricciones con el movimiento y el poco ejercicio. Por lo tanto los programas de ejercicio en rodilla con osteoartritis pueden ser  demasiado “fuertes” para el tratamiento en casos muy severos. Una rodilla artrítica no es excusa para no perder peso y un programa dietético de muy bajas calorías es la mejor opción para perderlo y mantenerlo en pacientes que padecen artrosis.

Por ello, el Comité Científico de Cambridge Weight Plan dio a conocer un estudio donde se demuestra que al tratar eficientemente la obesidad con dieta muy bajas en calorías, en pacientes con artrosis, mejoran considerablemente su padecimiento, al grado que a corto plazo el alivio se compara con el reemplazo de la articulación afectada.

En dicho estudio se demuestran datos epidemiológicos que indican que la obesidad es un factor  importante;  ya que las rodillas se sobrecargan   y multiplican su desgaste al  ser una articulación que soporta todo el peso. El incremento en el peso promedio de la población, causa severos problemas en la salud y por lo general afecta a las articulaciones, lo que con el tiempo conllevará al deterioro de ambas articulaciones. Comúnmente el paciente esta atrapado en un patrón negativo de continuo aumento de peso mayor peso mas-dolor acompañado por etapas de  poca actividad física y disminución en la  capacidad funcional.

El estudio consistió en una prueba de dos fases aleatorias, la primera consistió en bajar de peso a través de un régimen bajo en calorías y posteriormente un periodo para mantener dicho peso.

La primera fase del estudio se desarrolló durante 8 semanas, donde los participantes fueron elegidos aleatoriamente, brindándoles una dieta Baja en calorías, bajo supervisión de un programa dietético y las otras 8 semanas se determinó un programa de 1200 calorías incorporando 2 productos de la dieta diaria de Cambridge. Los participantes asistieron semanalmente a la unidad de nutrición The Parker Institute. Durante los siguientes 12 meses; Donde se llevó a cabo la segunda fase en la cual, los pacientes continuaron con la dieta, supervisada con ejercicios controlados de rodilla. La intervención de grupo tuvo 52 sesiones de control de dieta y sesiones de ejercicio de rodilla por un año. La prueba fue diseñada para obtener una magnitud de datos de efecto clínico en pacientes obesos con artrosis, manteniendo una dieta y ejercicios controlados, y obtener la validez relativa y datos seguros de estos 2 tratamientos recomendados en un solo estudio, permitiendo un mayor conocimiento  para la toma de decisiones en el futuro.

Se ha demostrado que los pacientes deben perder mínimo 5% del peso corporal antes de esperar una mejora clínica en su funcionalidad. Los datos preliminares sugieren que una reducción significativa de peso incluso puede aumentar la calidad del cartílago en las articulaciones de la rodilla.

Una vez más, un plan integral para bajar de peso demuestra que es una solución exitosa para mejorar la salud y en este estudio para disminuir dramáticamente el padecimiento de osteoartristis de rodilla. Este plan enseña mediante la evaluación constante a tener una nutrición adecuada a las necesidades de cada persona.

Fuente: CWP

Post a Reply