Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Consiéntete, Destacados

Este invierno luce una piel bella

piel e invierno chEn la epidermis hay entre 60 y 75% de agua, pero los cambios constantes de temperatura, las duchas prolongadas e incluso el estrés, suelen ser factores que contribuyen a deshidratar nuestra piel, sin embargo, mantener la piel en condiciones saludables e hidratada es más sencillo de lo que parece.

Tanto el frío como el calor resecan la piel; el frío produce lo que se llama una vasoconstricción, que se manifiesta como una disminución de riego sanguíneo en la piel, haciendo que tenga menos oxígeno y nutrientes, lo que da como resultado la resequedad. En el caso contrario, con el sol, la piel pierde directamente agua y por ende se seca.

Es importante mencionar que se puede confundir una piel deshidratada de una seca, debido a que en ambos casos la sensación de la piel es de sequedad y tensión.

La piel deshidratada carece de agua, a causa de las agresiones externas como el frío, viento, un desajuste hormonal o falta de líquidos; la piel seca, en cambio, se caracteriza por la falta de lípidos, lo que crea una descompensación en el film hidrolipidico de la piel y provoca una alteración de la función barrera, haciendo que la piel se vuelva más vulnerable a la deshidratación.

Es por ello que en ambos casos, se deben tomar las medidas necesarias tanto de hidratación oral, bebiendo abundantes líquidos, y por otro lado, aplicar cremas y lociones hidratantes, de preferencia después de alguna exposición a condiciones de exceso de frío o de exposición solar.

Bioderma brinda 7 tips sencillos de seguir para tener una piel hidratada:

  1. Consulta a un dermatólogo de confianza para que te indique cuál es tu tipo de piel, de la misma manera, una dermoconsejera en cualquier farmacia dermatológica es capaz de decírtelo, teniendo esta información podrás usar el producto que mejor se adapte a las necesidades de la misma.
  2. Es importante que ingieras líquidos durante todo el día, ni poco, ni demasiado. Los expertos recomiendan tomar de 5 a 8 vasos de agua al día, toma en cuenta tu actividad física, lo que comes y el clima, nunca esperes a tener sed.
  3. Utiliza cremas y aceites clínicamente probados según tu tipo de piel, la  nueva crema Atoderm Lait de Bioderma es una excelente opción, ya que su fórmula permite una máxima hidratación, permitiendo restaurar la  función de la barrera natural de la piel.
  4. Recuerda no abusar del sol y utilizar siempre un buen bloqueador solar con un factor de protección mayor a 30, aún en espacios cerrados.
  5. Procura tener hábitos saludables, no abuses del alcohol y evita el cigarro, ya que resecan la piel y aceleran el proceso de envejecimiento.
  6. Ejercítate y realiza actividades recreativas para mantener tu cuerpo y mente sanos.
  7. Duerme bien, la piel necesita regenerarse para lucir sana e hidratada. Este proceso se lleva a cabo durante las horas de sueño, por lo que es muy importante que descanses el tiempo necesario. Los expertos recomiendan 8 horas al día.

La piel deshidratada o seca no suelen ser un problema de salud grave, pero pueden causar complicaciones importantes, como el eczema crónico, infección bacteriana secundaria como enrojecimiento o hinchazón, que puede requerir antibióticos. En este caso es recomendable consultarlo con un médico.

Post a Reply