Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Avances

Encuesta sobre bebés prematuros

En el marco del Día Mundial del Prematuro se realizó una reciente encuesta realizada en 19 países, incluyendo México,  la cual reveló que las infecciones respiratorias graves  tienen mayor impacto en las mamás de bebés prematuros en comparación con las mamás de bebés a término.

La encuesta que exploró el conocimiento sobre  los factores de riesgo de infecciones respiratorias halló que sólo el 50% de las mamás de bebés prematuros reconoció que la edad gestacional de un bebé al nacer era un factor potencial de riesgo; sólo el 41% consideró que los hermanos en edad escolar eran un riesgo; y sólo 26% consideró que tener más de cuatro habitantes y visitantes en la casa representaba un riesgo de infección respiratoria para el bebé.

Los hallazgos mostraron que entre las mamás de bebés prematuros que recibieron información sobre nacimientos prematuros, el 85% encontró valiosa la información relacionada con las complicaciones potenciales asociadas con el nacimiento prematuro. Estos resultados muestran la necesidad de  generar más conciencia acerca de los factores de riesgos respiratorios entre mamás de bebés prematuros.

Menos de la mitad de las mamás con bebés prematuros recibió o trató de encontrar información sobre la prevención de infección respiratoria en su bebé. Esto es importante debido a que los bebés prematuros corren un mayor riesgo de presentar problemas de salud, incluyendo complicaciones respiratorias. De hecho, el 62% de las mamás de bebés prematuros expresó que le gustaría tener más información sobre las potenciales complicaciones de salud en un bebé prematuro.

“Los bebés prematuros presentan un mayor riesgo de complicaciones a corto y largo plazo, incluyendo parálisis cerebral, discapacidad intelectual, enfermedad pulmonar crónica, y pérdida de visión y oído. También presentan un alto riesgo de sufrir infecciones respiratorias como consecuencia del virus sincicial respiratorio (RSV por sus siglas en inglés), así que es importante que las complicaciones se identifiquen y traten adecuadamente. Al trabajar en conjunto, los profesionales de la salud y los padres pueden mejorar significativamente la calidad de vida de los bebés prematuros”, declaró el Dr. José Iglesias, Jefe de Neonatología Hospital Español.

“Los profesionales de la salud juegan un papel muy importante al educar a los padres de familia acerca de las medidas de prevención y cuidado para los bebés prematuros. Son ellos quienes se pueden asegurar de que los padres conozcan los factores de riesgo y sus complicaciones”, agregó el Dr. Iglesias.

La encuesta también reveló que las infecciones respiratorias graves  tienen mayor impacto en las mamás de bebés prematuros en comparación con las mamás de bebés a término. El 57% de las mamás de bebés prematuros identificó el tiempo que pasaron en el hospital como una consecuencia de la infección respiratoria grave, en comparación con el 40% de las mamás con bebés a término. Este mismo grupo de mamás observó que la presión financiera fue otra consecuencia de la infección respiratoria grave (47% vs. 26%, respectivamente).

“Como lo indica la Organización Mundial de la Salud, los grupos de pacientes son una poderosa fuerza para informar acerca de la prevención, y para apoyar a las madres de bebés prematuros. Por ejemplo, nuestro grupo está conformado y dirigido por padres de bebés prematuros, quienes aportan sus propias experiencias y aprendizajes para ayudar a enfrentar la enfermedad y prematurez” declaró Ilein Bolaños, Fundadora y presidente de Con Amor Vencerás A.C., asociación mexicana para apoyar a las familias prematuras.

La encuesta mundial sobre nacimientos prematuros fue patrocinada por Abbott, la compañía líder en cuidado de la salud, y MedImmune. La encuesta, que fue llevada a cabo por la compañía de estudios de mercado P/S/L Research en 19 países, recabó respuestas de 1,949 personas, incluyendo padres de bebés prematuros (n=568), madres de bebés a término (n=600) y madres embarazadas (n=592). También se incluyó en la encuesta a un pequeño número de padres con bebés prematuros (n=189). El principal enfoque fue evaluar el impacto emocional y la conciencia acerca de las complicaciones del nacimiento prematuro.

Post a Reply