Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Tratamientos

El riesgo de neumonía aumenta con la edad

El envejecimiento es el proceso inevitable de la vida de todo ser humano. En esta etapa, el sistema inmune de las personas mayores de 60 años experimenta un declive en su capacidad de respuesta ante cualquier virus, bacteria u hongo causantes de los dos principales padecimientos en los adultos mayores: infecciones en las vías respiratorias o urinarias.

De acuerdo con cifras presentadas por la Secretaría de Salud en México anualmente mueren entre 2 mil y 2500 personas por influenza, mientras que las muertes registradas por neumonía ascienden a 13 mil, dicha cifra ubica a la neumonía como un padecimiento grave.

La neumonía es la infección de los pulmones, que es adquirida por la presencia del neumococo en las vías respiratorias y puede causar en los pacientes insuficiencia respiratoria, falla cardiaca, provocar un estado de shock e incluso puede llevar a los pacientes a la muerte.

En México, la carga anual de la neumonía causada por neumococo, se estima es de aproximadamente 44,807 pacientes hospitalizados. En este sentido, el no prevenirla representa para las instituciones públicas un costo hospitalario de $58,635 por paciente; si surgen complicaciones, éstas representan $64,090 adicionales y si además se presenta una secuela de larga duración o permanente – que podría ser cardiaca, neurológica o auditiva- los costos adicionales pueden ascender a $19,388. Es decir, en el sector público el gasto total por paciente es de $142,114. En el sector privado estos costos son aún más elevados. 

Aunado a dicho escenario, se presenta la tendencia mundial de la población conocida como el “invierno demográfico” donde la División de Población de la Organización de Naciones Unidas (ONU) pronostica que para el año 2050, por primera vez, a nivel mundial la población de 60 años o más superará a los jóvenes asimismo el porcentaje de personas mayores de 60 años se triplicará, es decir, del 8% de personas de 60 años o más que había en 1950 se pasará a 21% en 2050.

¿Fumas?, ¿Recibes tratamiento para la diabetes?, ¿Recibes tratamiento para la hipertensión?, ¿Tienes historial problemas respiratorios? Si tienes 50 años o más y contestaste sí a cualquiera de estas preguntas, puedes estar en riesgo de contraer neumonía por neumococo.

Puesto que la neumonía neumocócica es una enfermedad bacteriana, por lo general se trata con antibióticos orales comunes, como la penicilina, para pacientes saludables. Pero el uso extendido de antibióticos a nivel mundial ha provocado que muchas cepas de la bacteria neumocócica sean resistentes al tratamiento.

Lo importante es conocer que el riesgo aumenta con la edad.  ¿Por qué están relacionados la edad y el riesgo?

El sistema inmunológico es un sistema complejo que incluye células, tejidos y órganos que trabajan en conjunto con el objetivo de proteger de una infección.

A medida que la persona envejece, el sistema inmunológico no puede responder ante la infección tan eficazmente como cuando se es joven.

El número de células que uno tiene disponibles para combatir una enfermedad disminuye con la edad, aún personas saludables de tan solo 50 años de edad están en riesgo.

Muchas personas confunden la neumonía neumocócica, con un resfriado.

La neumonía es la infección de los pulmones, que es adquirida por la presencia del neumococo en vías respiratorias causando insuficiencia respiratoria, falla cardiaca, e incluso la muerte.

La prevención de la neumonía neumocócica requiere una vacuna especializada.

Los síntomas de la neumonía son específicos, pueden aparecer rápidamente y pueden incluir:

Sudoración excesiva

Fiebre alta, temblores y escalofríos

Dolores en el pecho al respirar o toser

Tos con flema que persiste o empeora

En casos agudos, labios y uñas azuladas por falta de oxígeno en la sangre

 

Fuente:

Información para Prescribir de Prevenar® 13V.Pfizer Mexico. 2011

Neumonía en los Viejos: Índices De Mortalidad; Secretaría de Salud; Pp. 1; http://hgm.salud.gob.mx/descargas/pdf/area_medica/neumo/ arti_revi_14.pdf

ISTÚRIZ, Raúl; Impacto de la EN en los adultos y factores de riesgo adicionales

Informe Regional de SIREVA II, 2011; Organización Panamericana de la Salud, Washington, D.C., 2012; Pp. 230

Peniche-Otero G, Echaniz-Aviles G, Herrera-Rojas J, Ramírez-Ramírez MA, Mercado G, Galindo-Suárez RM. Cost of Pneumoccoccal Diseases in Mexico with patient older than 50 years old: A micro-costing approach. Value in Health: Vol 15 | No. 4 | June, 2012.

 

 

Isturiz RE, Luna CM, Ramirez J. Clinical and economic burden of pneumonia among adults in Latin America. Int J Infect Dis. 2010;­(14):e852-e856.

Franca SA, Carvalho CRR. Effectiveness, safety and tolerability of gatifloxacin, a new 8-methoxyfluoroquinolone, in the treatment of outpatients with community-acquired pneumonia: a Brazilian study. Braz J Infect Dis. 2002;6(4):157-163.

 Nuorti JP, Butler JC, Farley MM, et al. Cigarette smoking and invasive pneumococcal disease. N Engl J Med. 2000;342(10):681-689.

Rosado-Buzzo A et al. Economic impact of community acquired pneumonia hospitalizations in adults in six countries in Latin America.  Value in Health 2011; 14(7): A559

 

 

Post a Reply