Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Cuida tu diabetes, Destacados

El estrés emocional en mujeres, factor de riesgo para morir de ataque al corazón

estres chInvestigadores en el Centro Barbra Streisand para la Salud Cardíaca de la Mujer en el Instituto del Corazón Cedars-Sinai Los Ángeles han encontrado que los factores estresantes emocionales -como aquellos que provocan la ira- pueden causar cambios en el sistema nervioso que controla el ritmo cardíaco y provocar un tipo de disfunción de las arterias coronarias que se produce con mayor frecuencia en mujeres que hombres.

Ellos describirán sus hallazgos en la reunión anual de la Sociedad Americana de Medicina Psicosomática, el 13 de marzo en San Francisco.

En hombres con enfermedad de las arterias coronarias, las grandes arterias que alimentan al corazón tienden a obstruirse por la placa, y estos bloqueos son evidentes en angiogramas coronarios. Las mujeres, sin embargo, pueden presentar dolor en el pecho relacionado con falta de oxígeno en el corazón, pero no tienen evidencia de obstrucción arterial.

“A las mujeres que acuden a las salas de emergencia y con cardiólogos porque presentan dolor en el pecho, a menudo se les dice que sus arterias están libres y su corazón está bien. Pero la realidad es que la enfermedad de las arterias coronarias en las mujeres tiende a ser diferente a la de los hombres. En las mujeres, las grandes arterias pueden permanecer libres, pero las ramas más pequeñas que conectan con los capilares pequeños pierden su capacidad de ampliarse. Ya sea que las grandes arterias estén bloqueadas o que las arteriolas pequeñas no funcionen correctamente, el resultado es el mismo -el corazón sufre por carencia de oxígeno,” dijo la doctora C. Noel Bairey Merz, profesora de medicina, director médico del Centro Barbra Streisand para la Salud Cardíaca de la Mujer, directora del Centro para la Prevención y Rehabilitación Cardíaca y del Programa de Salud del Corazón de la Mujer Linda Joy Pollin, y presidenta del Gremio de la Mujer en la Salud de la Mujer.

Bairey Merz, autora principal del resumen que será presentado, preside el estudio de Evaluación del  Síndrome Isquémico en la Mujer (WISE). El estudio WISE, que comenzó en 1997 y está patrocinado por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, ha sacado a la luz las diferencias de género en las enfermedades del corazón.

Después de descubrir que las arterias pequeñas de muchas mujeres dejan de funcionar correctamente -una condición llamada disfunción microvascular coronaria- Bairey Merz y sus colegas se propusieron encontrar la causa o causas.

“Sabemos que las mujeres que presentan dolor en el pecho y reducción de oxígeno al corazón -en ausencia de un ‘patrón masculino’ de enfermedad coronaria obstructiva- pueden experimentar disfunción microvascular en momentos de angustia emocional a pesar de que su ritmo cardíaco se mantiene relativamente bajo. En este estudio evaluamos el sistema autónomo del corazón -la red nerviosa que regula la frecuencia cardíaca”, dijo la doctora Puja K. Mehta, directora del Laboratorio de Investigación de la Función Vascular no invasivo en el Centro Barbra Streisand para la Salud Cardíaca de la Mujer y co-directora del Programa de Cardio-Oncología del centro. Estos hallazgos provienen de la beca financiada por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) para la función del Sistema Nervioso Autónomo Cardíaco (CANS) en las mujeres.

Dieciséis mujeres diagnosticadas con disfunción microvascular coronaria participaron, al igual que ocho mujeres de edad y peso similares que no tenían disfunción microvascular coronaria, dijo Mehta, la primera autora del resumen. “Medimos la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la variabilidad del ritmo cardíaco – alteraciones en el tiempo de un latido al siguiente. Estos se midieron cuando las mujeres estaban en reposo y nuevamente cuando fueron sometidas a varios tipos de estrés mental utilizando pruebas estandarizadas para la ira, realizando aritmética mental y con una bolsa de hielo colocada en la frente”, dijo Mehta.

Ambos grupos respondieron de la misma manera a los factores de estrés -excepto tratándose del estrés emocional de la ira. En las mujeres con disfunción microvascular, el estrés emocional parecía aumentar la estimulación del nervio simpático -asociado con un ritmo cardíaco acelerado del mecanismo de lucha o de huida- y disminuyó la actividad del nervio parasimpático, que relaja y disminuye la frecuencia cardíaca.

Mehta dijo que estos resultados sugieren que el sistema nervioso autónomo puede ser una vía relacionada en la disfunción microvascular en las mujeres.

“Más específicamente, tenemos la hipótesis de que el estrés emocional puede desencadenar la disfunción microvascular y conducir a ataques cardíacos y otros problemas cardíacos en las mujeres”, dijo, y agregó que se necesita más investigación para comprender mejor este mecanismo e identificar otros que puedan existir.

Fuente: Cedars-Sinaí Medical Center

Post a Reply