Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, En movimiento

El ejercicio, la mejor herramienta contra la obesidad

actividad chLas cifras del sedentarismo crecen a pasos agigantados, según las últimas cifras de INEGI,  56.2% de la población mexicana es inactiva físicamente de acuerdo al “Módulo de práctica deportiva y ejercicio físico 2013”.

La actividad física es un factor clave para el combate a la obesidad coincidieron, académicos, expertos y deportistas de alto rendimiento que participaron en el “Foro sobre actividad física y salud” que se llevó a cabo en la Universidad Iberoamericana (UIA).

Guillermo Meléndez, director ejecutivo del ILSI de México, afirmó que “es necesario re direccionar las acciones para combatir la obesidad desde el punto de actividad física y no sólo desde la ingesta, ya que no es el único factor a considerar en el combate a la obesidad”.

En el encuentro se analizaron los resultados del “Módulo de práctica deportiva y ejercicio físico 2013” realizado por el INEGI con el objetivo analizar los factores que inciden en que las personas sean sedentarias y así poder generar propuestas de políticas públicas que permitan hacer frente al problema de sedentarismo en México, donde el 56.2% de la población es inactiva físicamente, y de este dato casi seis de cada 10 son mujeres. Con respecto a los mexicanos activos físicamente el 54.4% son hombres que dedican en promedio tres horas 57 minutos semanales.

En la sociedad actual es indispensable concientizar sobre la necesidad biológica de mantener un estándar de actividad física, como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud: por lo menos 30 minutos diarios para adultos y adultos mayores, y 60 minutos para los niños y adolescentes.

Un nivel adecuado de actividad física regular en los adultos: reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer de mama y de colon, depresión y caídas; mejora la salud ósea y funcional, y es un determinante clave del gasto energético, y es por tanto fundamental para el equilibrio calórico y el control del peso.

Fuente: ILSI

 

 

 

 

Post a Reply