Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in En movimiento

El ejercicio es un asunto médico

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades no transmisibles como la diabetes, el cáncer y los padecimientos cardiovasculares son responsables del 65% de las muertes en todo el planeta, y se calcula que para el 2030, este porcentaje se eleve hasta un 75%.

La situación es grave e involucra una serie de factores, entre los cuales figura la falta de actividad física que actualmente caracteriza a las sociedades contemporáneas. En efecto, el sedentarismo es un problema de salud pública que debe tratarse con la mayor urgencia para evitar la aparición de dichas enfermedades que, además de provocar un profundo sufrimiento al paciente y sus familias, generan igualmente un alto costo económico para toda la comunidad.

Desafortunadamente, en el curso de las últimas décadas, la actividad física ha disminuido significativamente en virtud de la reducción de esfuerzo en el trabajo, las labores domésticas y un mayor uso del tiempo libre en ocupaciones sedentarias. Los riesgos asociados a la inactividad se gestan desde la infancia y aumentan paulatinamente conforme pasa el tiempo. Es habitual que un adulto que se encuentra en buena forma física haya tenido una infancia activa y viceversa. Está comprobado que un adulto moderadamente en forma tiene 39% (hombres) y 36% (mujeres) menos riesgo de padecer alguna enfermedad no transmisible.

Muchos han sido los esfuerzos para combatir este fenómeno y revertirlo. Uno de ellos es el modelo de atención implementado por el Kaiser Permanente (KP) Institute, la institución de prevención y salud más grande del mundo, con casi 7 millones de pacientes en California y otros 3 millones en diversas regiones de Estados Unidos. Bajo este sistema, el paciente paga una determinada cantidad mensual para recibir atención médica antes de llegar a necesitarla. El éxito del KP depende de que sus clientes se mantengan sanos lo más posible y evitar cualquier procedimiento costoso, y en este sentido la actividad física ha recibido especial atención.

Desde octubre del 2009, KP se ha dedicado a registrar los hábitos de ejercicio de sus pacientes y a incluirlos en su historial médico al igual que cualquier otro signo vital, como la presión arterial, el pulso y la temperatura. Hecha esta evaluación, si el paciente así lo requiere, el médico debe entregarle una “receta de ejercicio”, en la cual le recomienda diferentes prácticas para elevar su nivel de actividad física y mejorar con ello su salud.

Similar a esta iniciativa, aunque en términos mundiales, el American College of Sports Medicine y la American Medical Association lanzaron un programa conocido como Exercise is Medicine (EIM) en el 2007, el cual está encaminado a reducir los estilos de vida sedentarios a nivel global. Entre sus objetivos esenciales sobresale la inclusión de la actividad física en el historial clínico del paciente como uno más de sus signos vitales. Del mismo modo, EIM busca que la inactividad física sea contemplada como una enfermedad dentro del Código de Clasificación de Enfermedades de la OMS, lo cual obligaría a los médicos a entregar a los pacientes una “receta de ejercicio” cuando lo necesiten, así como a referirlos a algún profesional de salud y ejercicio, a fin de que puedan mantener un programa sostenido de actividad física.

A partir de esta iniciativa, entre 2010 y 2011 cinco centros regionales de EIM se crearon en diferentes partes del mundo: Colombia, Alemania, Sudáfrica, Singapur y Australia. Estos centros recurren a una estrategia multisectorial que reúne organizaciones de salud y medicina del deporte junto con líderes de la academia, el gobierno y la industria de cada país. El propósito es empezar a integrar a la actividad física dentro de los sistemas de salud y seguridad social de todas las naciones, una medida indispensable para contrarrestar la creciente incidencia de enfermedades no transmisibles y las muertes que de ellas se derivan en todo el planeta.

Fuentes:

1. S.N. Blair, et.al. Exercise therapy – the public health message. Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports, febrero 2012.

 

 

 

Post a Reply