Ver Menú
TwitterRssFacebook
Ver artículos

Publicado en Nutrición

Dieta para la diabetes gestacional

El único tratamiento para la diabetes gestacional es seguir una dieta de 1.800 calorías baja en azúcares e hidratos de carbono de absorción rápida, cuyos puntos clave te mostramos a continuación.

 

 

 

1.800 calorías

Para controlar el peso y la energía que se suministra al organismo, la dieta de una embarazada que sufre este tipo de trastorno metabólico no puede superar las 1.800 calorías, repartidas de la siguiente manera:

• 20% en el desayuno
• 5% a mediodía
• 30% en la comida
• 15% en la merienda
• 30% en la cena

Alimentos prohibidos

Se deben limitar al máximo (o incluso olvidar en estos meses) todos los alimentos que contengan hidratos de carbono, ya que los hidratos son azúcares que se encuentran en los alimentos. Algunos pasan de forma brusca al torrente sanguíneo, mientras que otros son más lentos.

Los primeros, llamados hidratos de carbono de rápida absorción, forman parte del azúcar, los bombones, el chocolate, la bollería, las mermeladas, los refrescos con gas, etc. Y estos se deben suprimir totalmente de la dieta

Mientras que los hidratos de carbono de absorción lenta se pueden consumir, pero de forma moderada. Entre ellos encontramos el pan, las galletas, las pastas, el arroz, las legumbres… Los alimentos con cereales (pan, galletas, tostadas…) mejor que sean integrales, así aseguramos además un mayor aporte de fibra, muy saludable.

Alimentos básicos

Por lo demás, la dieta de una embarazada con diabetes gestacional debe ser saludable, variada y rica en ciertos nutrientes: hierro, ácido fólico, calcio, ácidos grasos esenciales… Para asegurarnos de conseguirlo, los alimentos básicos serán:

- Frutas.
- Verduras (sobre todo las de hoja verde).
- Pescados. El pescado azul es bueno, pero se recomienda limitar su consumo durante el embarazo por la presencia de mercurio en él.
- Carnes blancas y rojas, pero evitando las salsas y las grasas.
- Leche semidesnatada rica en calcio.
- Lácteos semigrasos.
- Cocinar todo (verduras, legumbres, carnes…) a la plancha, cocido o al horno.