Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Cuida tu diabetes

Diabetes insípida

Este tipo de trastorno, bastante raro, se caracteriza porque el organismo produce poco o nada de una hormona llamada vasopresina, encargada de conservar el agua de los riñones para que éstos puedan filtrar las impurezas de la sangre.

 

 

Hay varios tipos de diabetes insípida según dónde se ocasione el problema:

– Diabetes insípida central: existe un daño en el hipotálamo o en la hipófisis.

– Diabetes insípida nefrógena: los riñones no funcionan correctamente:

– Diabetes insípida gestacional: la falta de vasopresina ocurre solo durante el embarazo por un posible daño en la hipófisis o porque la placenta destruye esta hormona demasiado rápido.

– Diabetes insípida dipsogénica: ocurre debido a un daño en el mecanismo productor de la sensación de sed, localizado en el hipotálamo. Es una forma de polidipsia primaria.

Síntomas y tratamiento

Los signos principales de esta enfermedad son:

– Excesiva producción de orina.
– Polidipsia (sed intensa habitual), causada por la micción frecuente.
– Deshidratación a causa de la pérdida constante de líquidos.

El tratamiento para la diabetes insípida va encaminado a curar la causa que la motiva. Si la parte afectada es la hipófisis o el hipotálamo, se pueden emplear medicamentos que controlan la vasopresina o incluso puede ser necesario recurrir a la cirugía si la causa subyacente es un tumor.

Si hablamos de diabetes insípida nefrógena ocasionada por fármacos (como el litio), la suspensión de éstos puede ayudar a restaurar el funcionamiento normal del riñón. Sin embargo a veces, en este caso, es necesaria la ingesta de ciertos medicamentos.

La diabetes insípida gestacional desaparece por sí sola al terminar el embarazo.

Post a Reply