Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Cuida tu diabetes, Destacados

Decálogo para lograr bajar de peso

perder peso chCon frecuencia, la gente hace planes a futuro que no siguen o nunca concluyen. No es que sus intenciones sean malas o irreales, lo que sucede es que se desmotivan y sucumben ante la primera dificultad. Para lograr cualquier objetivo, es necesario contar con dos elementos indispensables: autocontrol y disciplina.

El autocontrol es una habilidad del ser humano para postergar el placer y sus beneficios se ven reflejados a largo plazo; tenerlo y resistir la tentación es importante en varios aspectos futuros, como nuestra forma de reaccionar en momentos de estrés. Por su parte, la disciplina se refiere a la coordinación de actitudes para desarrollar una habilidad, por lo que podríamos concluir que la disciplina te lleva a tener autocontrol.

Comenzar una dieta siempre es algo cuestionable y que toma tiempo antes de tomar la decisión de hacerla. Si se hiciera una breve encuesta entre conocidos y familiares preguntando cuáles son sus razones para no ponerse a dieta, con seguridad se encontrarán alguna de las descritas a continuación. Es importante contar con alternativas para hacer a un lado los pretextos:

  1. Limitan mis porciones al comer. Al inicio de un régimen alimenticio, es común, tratar de controlar la cantidad de alimentos a ingerir. Esto supone una privación al cuerpo, al limitarlo de lo que se acostumbra comer, la persona se vuelve susceptible de caer en tentaciones o excesos con facilidad.

Alternativa: Existen regímenes alimenticios que permiten consumir la cantidad deseada de alimentos hasta sentirse satisfecho. Dieta Dukan, por ejemplo, tiene una lista de 100 alimentos permitidos para ingerir a sin restricción de cantidad, los cuales no excluyen al resto de los existentes, sino que sólo son una base para la pérdida de peso.

  1. Recuperaré el peso perdido en poco tiempo. Perder peso requiere de tiempo y esfuerzo, no sólo físico, sino de mantenerse alejado de las tentaciones y mantener una actitud positiva. Una de las mayores frustraciones que se tienen al terminar una dieta es recuperar el peso perdido y aún ganar un poco más en un lapso mucho menor al que se tomó para eliminar los kilos extra y éste es suficiente motivo para resistirse a una dieta en el futuro.

Alternativa: Uno de los momentos decisivos en cualquier dieta es mantener el peso logrado a largo plazo y esto sólo es posible mediante una Fase de Consolidación como la que propone Pierre Dukan en su método, en la cual el cuerpo aprende a conservar su Peso Justo.

  1. Es caro. Muchas dietas añaden algunos elementos, como polvos o medicamentos, que son imprescindibles al momento de realizarla y cuyo funcionamiento o éxito depende de su consumo.

Alternativa: La alimentación y el cuerpo son un equipo perfecto cuando de quemar grasa se trata. Es posible utilizar alimentos naturales como las proteínas que se encuentran en el huevo, carne roja, pollo, mariscos, etc. que activan el mecanismo “quema grasa” y ayudan a regular la retención de líquidos. Un método adecuado para bajar de peso combina verduras con proteínas para nutrir de forma adecuada el cuerpo; las verduras son productos accesibles y saludables, imprescindibles en cualquier plan de alimentación.

  1. No puedo comer todo lo que me gusta. La sola idea de eliminar ciertos grupos de alimentos o limitar su cantidad es un tema que genera ansiedad en quienes desean bajar de peso. En México, existe una costumbre de gratificación o reconocimiento a través de la comida; por el contrario, reducir u omitir las porciones se puede percibir como un castigo.

Alternativa: Todo se puede comer, pero en sus debidas proporciones. Desafortunadamente, la vida sedentaria es uno de los principales factores que detonan la obesidad con sus complicaciones. Cuando el estilo de vida impide activarte para eliminar las calorías extra consumidas, vale la pena analizar  lo que se consume y tomar medidas al respecto. Un buen ejemplo es sustituir los refrescos por los de tipo light o zero, tienen un sabor similar pero sin el azúcar añadida.

  1. Me aburro con facilidad de comer siempre lo mismo. El no contar con variedad u opciones de comida puede hacer que las personas desistan del régimen y vuelvan a consumir esos alimentos con poco aporte nutrimental y gran contribución de calorías.

Alternativa: Existen más de 400 recetas en línea sencillas de preparar y con ingredientes de fácil acceso. Desde entradas hasta postres, se presentan varias alternativas para cumplir con los objetivos de  cada fase de la dieta.

  1. No entiendo cómo contar las calorías. Las dietas basadas en el conteo de calorías son desgastantes para quien la lleva y peligrosas si no se aprende a leer las etiquetas de forma correcta. Llevar un control de las calorías consumidas no es lo más importante, también se debe observar la cantidad de grasas, sodio y azúcar que se ingiere.

Alternativa: Existen opciones de acompañamiento en línea en donde no es necesario contar las calorías, es fácil identificar los productos ricos en azúcares, grasas y sodio; optar por los productos reducidos, los rubros mencionados y el consumo abundante de agua son suficientes para perder los primeros kilos extra.

  1. No tengo tiempo para preparar mis alimentos. Uno de los grandes obstáculos para mantener una alimentación saludable es el vertiginoso ritmo de vida en el que nos manejamos hoy en día. Largas jornadas de trabajo, múltiples compromisos, distancias, tráfico, etc., son los principales impedimentos para alimentarse de forma correcta. La mayor parte del día transcurre mientras se está fuera de casa y si a ello le añadimos las comidas de negocios o sociales, se puede orillar a que una persona se sienta desmotivada al ver su dieta interrumpida de forma constante.

Alternativa: Aprender a comer es un tema que costará un poco de tiempo, pero una vez superado este punto, fácilmente se pueden detectar opciones dentro del menú acorde a los requerimientos de la dieta. Asimismo, se pueden tener acciones correctivas cuando se comete una falta en cuanto a los alimentos se refiere. El ejercicio siempre es un buen remedio para regresar al camino perdido.

  1. La comida de las dietas no sabe bien. El sabor es un tema de tradición y cultura en México. El picor, lo salado, lo dulce, son características de la cocina de nuestro país y pensar que debemos sacrificar sabor para perder algunos kilos, nos lleva a descartar la posibilidad de iniciar una dieta.

Alternativa: Dentro de nuestra comida tradicional se manejan los condimentos y especias que logran dar el toque de sabor que permite disfrutar los alimentos. Condimentos como el laurel, pimienta, ajo, cebolla, orégano, comino, albahaca, canela, entre otros, son los aliados para disfrutar de las comidas dentro de un régimen alimenticio.

  1. Me hacen sentir débil o cansado. Las dietas hipocalóricas o bajas en calorías, pueden generar un estado de deficiencia de nutrientes que hace sentir falta de ánimo y energía. En realidad, la alimentación está estrechamente relacionada con el estado anímico, ya que la comida proporciona ciertos elementos necesarios para el correcto funcionamiento, no sólo del cuerpo, sino de las emociones.

Alternativa: Conocer las bondades de los alimentos existentes, nos permite tener un panorama más amplio de aquellos que se puede o no comer y/o sustituir y aun así obtener el aporte nutrimental necesario. Un factor importante a considerar es que cuando se está en un régimen de pérdida de peso, la fuente de energía del cuerpo se ve disminuida (carbohidratos), se debe tener esto en cuenta al momento de realizar actividad física. El Dr. Pierre Dukan recomienda actividades muy sencillas pero efectivas como caminar 20 minutos al día y utilizar las escaleras fijas en lugar del elevador.

  1. Me genera estrés. Agregar una dieta a todas las actividades del día a día es una actividad que lleva tiempo y requiere atención, puede generar mayor estrés. Es un círculo vicioso, el sobrepeso genera estrés y luego el estrés genera sobrepeso.

Alternativa: Romper con ese ciclo requiere determinación, pero también resultados que se puedan ver a corto plazo. El método Dukan desarrolló 4 fases: una fase de “Ataque”, en la que se pierde peso en pocos días y aprovechando la motivación producida pasa a una fase de “Crucero”, donde se mantendrá hasta lograr el Peso Justo. Notar cambios favorables en la talla de ropa usada o la facilidad para subir una escalera, son alicientes que permiten continuar con el programa. Habrá momentos en los que la motivación se pierda por completo, basta observar la curva de peso del programa en línea, donde se muestran los reportes diarios, para analizar el camino recorrido y continuar.

Fuente:  www.dietadukan.com

Post a Reply