Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

Cuidado con la bebidas light

cuidado bebidas chLas bebidas gaseosas de dieta pueden aumentar hasta 60% el riesgo de diabetes, revela un nuevo estudio que se realizó con más de 66 mil mujeres. Se encontró que aquellas que bebieron refrescos  con endulzante artificial tuvieron más posibilidades de desarrollar  esta enfermedad en comparación con aquellas que bebieron refrescos normales.

Los resultados, publicados en el American Journal of Clinical Nutrition, encararon el pensamiento convencional de que los refrescos normales eran peores para la salud. Esto se debe a que las personas que prefieren refrescos light los consumen más, en promedio 2.8 vasos a la semana, mientras que las personas que prefieren los refrescos regulares consumen 1.6 vasos a la semana.

Los refrescos regulares siempre han estado ligados al riesgo de de padecer diabetes. Pero poco se sabía del efecto de los refrescos light.

En el estudio, más de 66 mil mujeres francesas de edad media fueron cuestionadas acerca de sus hábitos dietéticos. Desde entonces su salud fue monitoreada, durante 14 años, de 1993 a 2007. Los investigadores del Instituto Nacional de Investigación Médica y de Salud en Francia examinaron los porcentajes de diabetes entre las mujeres que bebían tanto refrescos de dieta como regulares y aquellas que sólo bebían jugo de fruta sin azúcar.

En los resultados se encontró que el grupo de chicas que preferían el refresco tenía mayor riesgo de contraer diabetes que las que sólo consumían jugo. Beber refrescos de dieta obtuvo más riesgo de diabetes comparado con aquellas mujeres que elegían refrescos regulares. Quienes bebían hasta 500 ml a la semana tenían 15% de incremento de riesgo. Y si consumían 1.5 litros a la semana  el riesgo aumentaba  a 60%.

Contrario al pensamiento general, el riesgo de diabetes es mayor con las bebidas light comparadas con las regulares dijeron los investigadores. El documento también contenía algunos estudios previos que mostraron que el aspartame- el ingrediente más usado en las bebidas con endulzantes artificiales- tiene un efecto similar en los niveles de glucosa e insulina como el azúcar usada en los refrescos regulares.

Las estadísticas de Organización Mundial de la Salud mostraron que 347 millones de personas  en el mundo tienen diabetes, una enfermedad crónica que ocurre cuando el páncreas no produce suficiente insulina para controlar la glucosa o cuando el cuerpo no la usa eficientemente. Con el tiempo esta enfermedad puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios, incrementa el riesgo de  morir por falla cardiaca, deficiencia renal,  derrame cerebral o ceguera.

Fuente: Dailymail.co.uk

Post a Reply