Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Avances, Destacados

Corticoides bien recetados disminuyen la inflamación

corticoides chLa inflamación es un mecanismo de defensa muy importante porque da señales de que el organismo detectó daños en las células, pero cuando se vuelve crónica es cuando molesta y afecta la calidad de vida de las personas.

El cuerpo humano tiene millones de células que están tan bien organizadas que cuando una célula sufre un daño, ya sea por alguna cuestión mecánica, endógena o interna, convoca a las células inflamatorias para cercar la alteración. A manera de defensa ante la lesión, el cuerpo genera fluido para ahogar al tejido enfermo y es lo que se conoce como edema o inflación explica Carlos Amábile-Cuevas, especialista en farmacología y director de la Fundación Lusara.

El problema de la inflación se hace crónico cuando el organismo reacciona de manera exagerada a estímulos comunes, que es cuando la inflación se sale de control y causa molestia. Este es el mecanismo básico de las enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, el asma y alergias.

El investigador comenta que la manera de controlar la inflamación crónica es por medio del uso de glucocorticoides, también conocidos como corticoides o corticoesteroides; este término generalmente causa terror a la mayoría de los pacientes, porque más que sus beneficios, los efectos secundarios son los que se han resaltado por años.

Efectivamente el uso indiscriminado y mal dosificado de glucocorticoies puede traer consecuencias graves a la salud, pero hay personas que no podrían vivir sin ellos como es el caso de los pacientes trasplantados o con alguna enfermedad autoinmune.

El doctor Eduardo Desentis, otorrinolaringólogo, explica en un escrito que los corticoides son una variedad de hormonas que producen las glándulas suprarrenales, que están localizadas en la parte superior de los riñones. Estas sustancias son esenciales para la vida porque regulan funciones cardiovasculares, metabólicas e inmunológicas.

Los glucocorticoides funcionan como medicamentos antiinflamatorios e inmunodepresores y pueden ser administrados por vía intravenosa, intramuscular, oral, intestinal y tópica. Son muy funcionales para el control de obstrucción nasal y estornudos, en el asma, enfermedades de la piel, uveítis e incluso se usan para la maduración pulmonar de los neonatos.

La clave para evitar los efectos secundarios es que deben estar recetados por un médico, además hay medicamentos que están creados sólo para atacar el problema específico y no afectan al resto del organismo, como es el caso de los medicamentos en pulverizaciones usados por los pacientes asmáticos, ya que sólo alcanzan a llegar a los pulmones.

El especialista también comenta que el corticoide se va por el estómago, pasa por el hígado y se desintegra en su mayoría. Ya que la función de este órgano es desintoxicar y tratar de inactivar las sustancias para que no haga daño.

Como puedes ver los glucorticoides son indispensables para el tratamiento de enfermedades muy específicas, que con una dosis y temporalidad adecuada son de mucha ayuda para mejora la calidad de vida de los pacientes.

Post a Reply