Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Tratamientos

¿Cómo preparar la dosis de insulina indicada?

Para todas aquellas personas que no formen parte del personal sanitario, poner o ponerse una inyección puede resultar complicado. Sin embargo, no es difícil si se siguen una serie de pasos.

 

 

La mayoría de diabéticos basa su tratamiento en las inyecciones de insulina. Las dosis de éstas dependerá del enfermo y será el médico el que la determine. No obstante, el mayor problema no será conocer las dosis adecuadas según la alimentación, la actividad física, el peso y demás condicionantes del paciente, si no saber ponerse correctamente la inyección:

– Antes de nada, lávate las manos.

– Retira la cubierta del frasco de insulina y limpia al tapón con un paño empapado en alcohol.

– Tira hacia atrás del émbolo de la jeringa e inserta la aguja a través del tapón del frasco de insulina. Introduce el aire dentro empujando el émbolo y coloca el frasco boca abajo.

– Tira de nuevo del émbolo hacia atrás para cargar la dosis correcta de insulina prescrita por el médico. La dosis se mide en unidades.

– Asegúrate de que no haya burbujas de aire en la jeringuilla antes de retirar la aguja. Las burbujas pueden reducir la cantidad de insulina aplicada.

Para poner la inyección, sigue los pasos siguientes:

– Con las manos bien limpias, pasa un trozo de algodón con alcohol en el trozo de piel en el que se va a inyectar la aguja.

– Coge un pliegue de piel de un par de centímetros entre el dedo gordo y el índice y el medio, haciendo un pellizco y levantando ligeramente la piel.

– Inyecta la aguja en un ángulo de 90 º. La aguja no debe llegar al músculo.

– Empuja el émbolo hasta que entre toda la insulina.

Post a Reply