Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

Cómo evitar caer en los excesos de navidad

como evitar vd La temporada navideña está repleta de  fiestas con los amigos, en el trabajo, con la familia, posadas, cenas, cafés, etcétera; y  en casi todas estas reuniones, los excesos se alcanzan a distinguir perfectamente. Los gastos incrementan y, evidentemente, el consumo de comida y cosas también.

¿Qué hace que no nos demos cuenta de que ya hemos exagerado, en gastos, regalos, comida y alcohol en estas fechas? Algunas personas afirman que los excesos son parte del consumismo occidental, del bombardeo de información de consumo durante estas épocas que, por cierto, inician cada vez con mayor anticipación en las tiendas departamentales, pues desde octubre comienzan a visualizarse los artículos navideños. Este motivo sin duda es real, al que nos enfrentamos año con año; sin embargo, también como seres humanos conscientes podemos decidir hasta dónde.

El problema de los excesos tiene un importante componente emocional que involucra esta época del año, ya que se asocia con múltiples sentimientos que, en ocasiones, son difíciles de asimilar. Es cierto que la alegría, la esperanza y el cariño son sentimientos que se asocian al fin de año, y que las reuniones que se celebran son para festejar dichos sentimientos con los seres queridos, es por eso que en estas fiestas se presentan platillos irresistibles y se dan regalos a los seres queridos. Sin embargo, no todo es felicidad, también en estas fechas se hace una revisión de lo que ha sucedido en el año, de las personas que ya no están, de los recuerdos que van quedando en el año que termina, y todo esto también puede generar sentimientos de nostalgia y tristeza en algunas personas.

Este mes en particular trae consigo una revoltura de sentimientos, entre la felicidad y la tristeza, la esperanza y la nostalgia, lo que ocasiona que se pierda de vista lo que se está haciendo, puesto que las emociones invaden parte de la forma de actuar de las personas y las hacen poco conscientes de las consecuencias de sus gastos y consumo de comida y bebida. Es por esto que al llegar enero, las facturas por los excesos son muchas y se experimenta un sentimiento de culpa por lo ya vivido, gastado y comido en el mes anterior.

Asimismo, la gente es poco consciente de otro factor emocional que desencadena en excesos,   la sensación de que al terminar el año termina un ciclo. Esto genera angustia en las personas, sin darse cuenta de que el ciclo en general es la vida misma, y que evidentemente los excesos de diciembre tendrán repercusiones en enero; así se puede comenzar el nuevo año con deudas, kilos de más y culpas por tantos excesos.

Para evitar caer en estos excesos de consumo, se debe estar muy al pendiente de lo que hacemos durante esta época decembrina, de estar conscientes de las consecuencias que podremos tener en el siguiente mes y año, ya que es nuestro mismo cuerpo, nuestra misma economía y nuestro mismo Yo, el que recibirá los embates de los excesos.

Seguir estos tips podrá ayudarte para  no caer en estas conductas:

  1. En relación a la comida, sería útil llevar a cabo un plan alimenticio  y procurar bajar el consumo de calorías durante los días que no hay reuniones.
  2. El ejercicio es otro factor imprescindible. Se debe practicar ejercicio, pues ayuda a despejar la mente y pensar más claramente. Para empezar, se puede hacer una caminata de 10 minutos.
  3. Respecto a las compras, darse un pequeño tiempo para hacer un plan de lo que vamos a comprar para nosotros mismos y para regalar. Es decir, especificar cuántos regalos se van a hacer y de qué costo aproximado los podemos solventar. Es importante tener muy presente esta lista.
  4. Detenerse un minuto antes de decidir comprar o consumir algo para pensar en si es totalmente necesario (en el caso de un objeto) o ya se está satisfecho (en el caso de comida y bebidas).
  5. Pensar en las consecuencias del consumo de dicho producto o alimento.
  6. Hacer un plan económico específico para este mes, tomando en cuenta tanto los ingresos como los gastos extraordinarios que se pueden presentar.
  7. Tomar en cuenta un pequeño ahorro, esto también será favorable para evitar el sentimiento de culpa el siguiente mes.
  8. Y, lo más importante: llevar a cabo cada una de estas actividades pensando en la continuidad,  y que nuestro cuerpo, mente, economía y demás, les van a agradecer el mes siguiente el detenerse a pensar un poco antes de caer en excesos.

Por Psic. Luz María Huerta Cantú

Clínica de Asistencia de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM)

 

Atención Previa Cita:

www.spm.org.mx

México D.F. Teléfonos:   5553 3599,  5286 6550 y 5286 0329. Email: spp@spm.org.mx

Satélite. Teléfono: 5393 0007. Twitter: @spm_satelite. Email: spmsatelite@gmail.com

Metepec; Edo. México. Teléfono: 2153024. Email: spmtoluca@gmail.com

 

Post a Reply