Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Consiéntete, Destacados

¿Cómo cumplir nuestros propósitos de año nuevo?

como cumplir chEn estas fechas tenemos muchos proyectos por realizar y metas por cumplir, pero, cómo le hacemos. Por ello, le preguntamos a la experta Nancy Steinberg, psicoterapeuta infantil y de familia y esto fue lo que nos respondió:

¿Existe alguna recomendación para no flaquear en el cumplimiento de nuestros propósitos de año nuevo?

Sí, poniendo metas alcanzables y poder ir viendo resultados parciales. Hacer propósitos grupales también puede resultar de utilidad; por ejemplo, si  tú y tu esposo o alguna amiga deciden bajar de peso juntos y se van apoyando, insisto, APOYANDO mutuamente.

Mi propósito de todos los días es bajar de peso, ¿cómo puedo hacer para lograr mi objetivo?

Pareciera que “bajar de peso” es el propósito que más nos hacemos y que menos podemos cumplir. Yo me pregunto si en realidad es difícil cumplir los propósitos de año nuevo o si la dificultad se relaciona mucho más con la ENORME dificultad que representa ¡bajar de peso!

En este sentido la respuesta radica en buscar un especialista en problemas de obesidad que trabaje, no solamente con el cuerpo, sino con las emociones que se relacionan con el exceso de peso. Un buen programa para bajar de peso debe atender los aspectos emocionales de la persona y, desde el punto de vista físico, el principal obstáculo es precisamente el hambre. Existen programas que permiten bajar de peso de manera correcta y que, entre sus características principales, incluyen que la persona ¡NO TENGA HAMBRE! Las dietas restrictivas aumentan el deseo de los alimentos prohibidos, dificultando de manera importante alcanzar los objetivos.

¿Por qué un trabajo que se ha desempeñado a lo largo de muchos años, comienza a causar estrés y ansiedad? Por ejemplo, las cirugías en un médico ¿Se debe dejar y cambiar de actividad o recurrir al especialista para psicoanalizar el cambio de actitud?

Creo que existen muchas razones para que este cambio se dé. Pero si quisiera resumirlas la explicación es porque las circunstancias de nuestra vida van cambiando: tener más edad, volvernos más conscientes de la responsabilidad que implica hacer una cirugía, cambios en la vida familiar, las necesidades económicas, etc., todo esto va influyendo. Y, de la misma manera, algunas personas encuentran estas dificultades tan serias que preferirían abandonar el trabajo y cambiar de giro, mientras que otras podrían encontrar de gran utilidad apoyarse en un especialista para continuar trabajando.

En última instancia creo que un buen especialista puede ayudar a la persona a decidir cuál de ambas opciones es la mejor para CADA PERSONA.

Por alguna razón no es viable cumplir con las metas personales durante el año, a veces nos sorprendemos a nosotros mismos con la falta de disciplina en el área personal y esto es muy frecuente. Me refiero a que gente que en otras áreas de su vida es sumamente disciplinada, cuando se trata de cumplir propósitos de Año Nuevo, no consiguen lograrlo. Y es que no se trata únicamente de una cuestión de disciplina: tal vez los propósitos que te formas no sean realistas, pueden ser demasiado ambiciosos, o requieran un plazo demasiado largo o que en realidad no obedecen a una necesidad real para tu persona.

A veces confundimos un deseo momentáneo con un propósito digno de cumplir; y una vez que comenzamos a trabajar en una dirección, especialmente si somos muy disciplinados, nos cuesta trabajo cambiar la dirección. De esta manera es más fácil abandonar el proyecto completo que reconocer el error y cambiar la dirección en la que estamos trabajando. Si éste es tu caso, intenta cambiar de dirección… ¡buena suerte!

Post a Reply