Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

¿Cómo comemos los mexicanos?

cómo comemos chEn la última década el peso de los mexicanos ha presentado un incremento considerable y ha repercutido gravemente en su salud, porque los kilos de más son la piedra angular para el desarrollo de padecimientos crónicos como la diabetes y la hipertensión. Lo más alarmante de esta situación es que las afecciones ahora se presentan en personas más jóvenes que están en una edad económicamente activa.

El tema de nutrición en el país siempre ha sido complejo, ya que en décadas anteriores la desnutrición era uno de los problemas centrales para el Estado, pero ahora se conjuga con la obesidad y las comorbilidades que conlleva, ya que las personas efectivamente consumen más alimentos, pero de bajo valor nutricional que sólo aportan calorías vacías.

Para poder dar solución al problema de la nutrición es necesario tener el conocimiento real de los hábitos alimenticios de la población mexicana, para ello la compañía Nestlé,  con el apoyo del Instituto Nacional de la Salud Pública (INSP)  y la Fundación Mexicana para la Salud, se dio a la tarea de realizar el estudio: : ¿Cómo comemos los mexicanos? Estudio Nestlé de Nutrición, con el que se pretende conocer de manera detallada lo que hay en la mesa de los mexicanos día a día y saber la cantidad y la temporalidad de los alimentos que ingieren.

Aunque los datos siguen en el proceso de análisis, hasta el momento sólo se conoce que hay una baja prevalencia de la lactancia materna durante los primeros 6 meses de vida del bebé y es en los estratos socioeconómicos bajos donde se da con mayor frecuencia, pero se observa la tendencia a introducir alimentos de manera incorrecta y en mayor cantidad a edades más tempranas.

Otro dato destacado es que dos de cada 10 niños no desayunan, lo que repercute en su rendimiento y desarrollo escolar. También se pudo observar un bajo consumo de frutas y verduras.

De acuerdo con los datos que proporciona el doctor Juan Rivera Dommarco, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud, el  Instituto Nacional de Salud Pública tiene otros datos más específicos como:

Porcentaje de adultos que consumen cantidades de grasas saturadas y azúcares añadidos

54% consumen 10% de energía a partir de grasas saturadas

Del 72%, 10% de ellos adquieren energía a partir de azúcares añadidos

65% de la población encuestada no consume la cantidad recomendad de fibra

 

¿De qué grupos de alimentos provienen los azúcares añadidos

82% de bebidas azucaradas

21% de alimentos altos en grasa o azúcares

 

De qué grupos de alimentos provienen las grasas saturadas

27% de alimentos de origen animal

26 % de leche y derivados

21% de alimentos altos en grasa o azúcares de  alta densidad energética

17% de grasas y aceites

 

Las conclusiones que presenta el especialista son las siguientes:

El consumo de azucares adicionadas y grasas saturadas es elevado y el de fibra reducido en un porcentaje alto de mexicanos, lo que aumenta riesgos de ECNT.

El consumo de micronutrientes es, en general, inadecuado en proporciones elevadas de mexicanos, lo que indica una baja calidad de la dieta.

El consumo de calorías discrecionales (bebidas azucaradas y alimentos altos en azúcar y/o grasas  y con la alta densidad energética) es muy elevado. Se recomienda su reducción a la mitad de los consumos actuales para mejorar la calidad en la dieta

Además, se recomienda aumentar de manera importante el consumo de frutas y leguminosas y disminuir el consumo de cereales (de preferencia los no integrales).

 

Post a Reply