Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

¿Cómo abordar temas de obesidad con los hijos?

hablar hijos chHay una forma adecuada y una forma inadecuada de hablar con los hijos acerca de alimentación, obesidad y salud. Vincular la comida con la gordura de forma contundente o hablar sobre el peso que deben perder es una forma equivocada y podría incluso fomentar hábitos alimenticios inadecuados. En lugar de ello, la conversación debe enfocarse simplemente en comer de forma saludable para evitar reacciones negativas en los niños.

“Muchos padres están conscientes del problema de obesidad, pero se preguntan cómo hablar al respecto con sus hijos”, comentó la autora líder del estudio, la doctora Jerica Berge, de la Facultad de Medicina de la  Universidad de Minnesota en Minneapolis y aconseja que los padres “les digan a sus hijos que coman más frutas y verduras porque así estarán sanos y fuertes, pero que no se relacione la plática con el peso ni su aspecto físico”.

En Estados Unidos, la obesidad adolescente se ha triplicado y más en los últimos 30 años, de acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. Esto ha tenido un impacto profundo en la salud de los niños, y actualmente se diagnostican entre los menores afecciones que antes sólo se veían en adultos, como la diabetes tipo 2 y la hipertensión.

El nuevo estudio incluyó datos de una encuesta de más de 2,300 adolescentes, con una edad promedio de unos 14 años, y de más de 3,500 padres. En general, los datos mostraron las conversaciones acerca de la alimentación enfocados en la supuesta necesidad del niño de perder el exceso de peso que se vinculaban con conductas alimentarias malsanas entre los adolescentes. Mientras que los padres que hablaban sobre una alimentación y una vida sanas pero no se enfocaban en el peso ni el tamaño eran menos propensos a tener hijos que hicieran dietas o que participaran en otras conductas alimentarias malsanas, como la anorexia, los atracones de comida o la bulimia.

En general, alrededor del 28 por ciento de las mamás y el 23 por ciento de los papás de hijos que no tenían sobrepeso dijeron que habían tenido conversaciones que se enfocaban en una alimentación saludable, mientras que apenas el 15 por ciento de las mamás y el 14 por ciento de los papás de hijos con sobrepeso dijeron que habían hablado del tema de salud.

Berge enfatizó que incluso cuando los padres dicen todas las cosas correctas acerca de la alimentación, eso no importa gran cosa si los niños ven que mamá y papá no son coherentes entre lo que dicen y lo que hacen. Se trata de “hacer lo mismo que yo”, planteó. “El modelo a seguir tiene un rol importante al mostrar a los niños el tipo de conducta que se desea que adopten”.

“Decirles a los adolescentes que están gordos o con sobrepeso no es lo más efectivo”, señaló el doctor Robert Feinstein, especialista en medicina adolescente del Centro Médico Pediátrico Cohen en New Hyde Park, Nueva York. “Debemos enfocarnos en un estilo de vida saludable y los padres deben enseñar con el ejemplo”, enfatizó. Esto incluye planificar las comidas de forma adecuada y que haya comida saludable disponible.

El doctor Scott Kahan, director del Centro Nacional del Peso y del Bienestar en Washington, D.C., afirmó que el peso no siempre es un tema fácil de abordar con los adolescentes. “Algunos padres prefieren hablar de sexo y drogas que sobre el peso”, comentó. “Siempre intento enfocarme en la salud, no en la apariencia”, añadió Kahan. Los nuevos hallazgos “dan más peso a la importancia de hallar formas cuidadosas, amorosas, comprensivas y adecuadas de discutir la salud con los niños”, afirmó.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_138155.html

FUENTES: Jerica M. Berge, Ph.D., University of Minnesota Medical School, Minneapolis, Minn; Ronald Feinstein, M.D., adolescent medicine specialist, Cohen Children’s Medical Center, New Hyde Park, N.Y.; Scott Kahan, M.D., director, National Center for Weight and Wellness, Washington, D.C.; June 24, JAMA Pediatrics online.

Post a Reply