Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

Cinco pasos para bajar de peso de manera segura

baja de peso chUno de los propósitos más comunes de inicio de año nuevo es bajar de peso, por imagen y por salud. Sin embargo, hacerlo de forma rápida y abrupta puede generar riesgos graves a la salud. Un control seguro y duradero del peso corporal es una actividad gradual, de un compromiso a largo plazo, mediante la adopción de estilos de vida saludables, como la alimentación y actividad física; se puede requerir asesoría médica, nutricional y psicológica, y en casos extremos una cirugía.

De acuerdo con, el doctor Raúl Morín, presidente fundador de la Academia Mexicana para el Estudio de la Obesidad (AMEO), para bajar de peso de forma segura y sostenida, recomienda a la gente seguir los siguientes cinco pasos:

  1. Acudir con un profesional en el manejo de sobrepeso y obesidad. La AMEO pone a sus órdenes el servicio de ubicación de especialistas certificados en el tratamiento de obesidad, como internistas, bariatras, cirujanos, nutriólogos, psicólogos, entrenadores físicos, entre otros. Para localizar a un especialista de AMEO, puede llamar al 5519-5711.
  2. Limitar la frecuencia y cantidad en la ingesta de grasas, principalmente reducir las de origen animal como carne roja con vetas blancas, pues éstas indican una mayor proporción de grasa, en cambio, preferir carne magra, es decir sin grasa, sin dichas vetas blancas; también evitar embutidos como chorizo, longaniza, tocino, reducir el consumo de mantequillas y mucho menos ingerir manteca. Evitar al máximo los alimentos fritos o empanizados; y preferir los asados a la plancha, a la parrilla, o cocidos. Recurrir a fármacos de libre venta que ayudan contra excesos de grasas.
  3. Aumentar el consumo de frutas y verduras, cereales, integrales y frutos secos, como parte de una dieta completa por el aporte de fibra y vitaminas. Consumirlas picadas, con limón, un poco de sal y piquín. Evitar consumir entre comidas botanas o antojitos procesados, tampoco usarlos como si fueran postres.
  4. Limitar la ingesta de azúcares y harinas. Por ejemplo, reducir la cantidad y ocasiones en el consumo de refrescos y jugos procesados; evitar después de cada comida los postres. Si es mucho el antojo de algo dulce, es recomendable dar preferencia a productos hechos con sustitutos de azúcar y al consumir panes y galletas, reducir las porciones y frecuencia, además de optar por los de fibra integral.
  5. Realizar una actividad física periódica, desde caminar a buen paso, diario 30 minutos, hasta cumplir una rutina de al menos una hora cada tercer día.

 

Fuente: Medix

 

Post a Reply