Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Destacados, Nutrición

Carne de conejo, una buena opción para cuidar tu figura

Por lo regular, salir de vacaciones nos da la excusa perfecta para consumir alimentos que no siempre son los más adecuados para nuestra dieta. Sin embargo, es posible disfrutar de unos días de descanso y deliciosos platillos, sin regresar a casa con unos kilitos de más. El secreto es elegir los alimentos adecuados, tener moderación y tratar de permanecer lo más activo posible durante el  viaje.

Una excelente recomendación es consumir carne de conejo, un alimento que sin duda te sorprenderá, porque además de ser nutritivo y bajo en grasas, es muy diverso en cuanto a modos de preparación ¡Sin duda tienes que probar un delicioso platillo hecho con carne de conejo!

La carne de conejo se caracteriza por tener un bajo contenido de grasas, colesterol y sodio; y un elevado nivel de proteínas; estas características le hacen una excelente opción en planes de alimentación donde se considera reducción de grasas y se requiere un importante aporte de proteínas ¡La comida rica en proteínas no tiene mucha energía, pero es vital para la buena salud y su habitual consumo te hará perder unos kilos!

Además, es rica en vitamina B y minerales, componentes que intervienen en muchos procesos metabólicos y son indispensables para el trabajo muscular y nervioso. También contiene vitamina E, la cual, tiene características antioxidantes y puede ayudar a contrarrestar el envejecimiento celular.

Ahora lo sabes, la carne de conejo tiene muchas ventajas y la puedes encontrar en diversos platillos. Inclúyela en tu dieta, no sin olvidar que debes tener un plan completo de alimentación. Te damos algunos otros consejos para no perder tu figura durante las vacaciones:

–          Prueba los platillos típicos del lugar que visites, olvídate de la comida rápida, estos alimentos contienen una gran cantidad de calorías, mucha grasa saturada, harinas refinadas y azúcar.

–          Tratar de tomar agua simple. Durante las vacaciones somos propensos a tomar bebidas altamente calóricas como refrescos, bebidas endulzadas y alcohol.

–          Cuida las porciones de lo que consumas. Los bufetes por atractivos que parezcan  no son una buena idea, porque a mayor cantidad de comida disponible, nuestra tendencia es la de comer mucho más.

–          No dejes de consumir frutas y verduras.

–          Si vas a pedir postre, procura que no sean fritos y/o contengan tanta grasa o azúcar. También puedes compartirlo y así ingerir menos calorías.

 

Fuente: CUNICOLA

Post a Reply