Ver Menú
TwitterRssFacebook
Ver artículos

Publicado en Nutrición

Cacahuate y diabetes

En un estudio publicado por la revista dela AsociaciónMédicaAmericana, se menciona que comer diariamente o al menos 5 veces a la semana, una cucharada sopera de mantequilla de cacahuate o30 gramosde cacahuate que equivale a ¼ de taza, está relacionado con una reducción del 21% y 27%, en el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Hasta hace poco la diabetes tipo 2 se consideraba una enfermedad que afectaba sólo a las personas mayores; sin embargo en esta última década la incidencia de diabetes tipo 2, conocida también como diabetes no dependiente de insulina, también se presenta en personas de 30 años o menos.

¿Qué pasa en la diabetes tipo 2?

El páncreas continúa produciendo insulina, hormona que normalmente permite que el azúcar en la sangre sea absorbida por las células para producir energía, sin embargo las células se vuelven resistentes a la insulina que se produce, y como resultado los niveles de azúcar de la sangre se elevan.

Afortunadamente se puede controlar la diabetes tipo 2 y evitar serias complicaciones, una alimentación adecuada es clave para un buen manejo y control, sin embargo siempre es mejor evitar que se desarrolle la enfermedad, en especial si tienes cierta predisposición genética, es decir si alguno de tus padres, tíos o abuelos, hermanos tienen diabetes. Consulta a tu Médico para un tratamiento adecuado.

Como es una enfermedad crónica que desafortunadamente es muy común, y que casi siempre hay alguien en la familia que la padece, debemos de procurar tener una alimentación adecuada “todos” los integrantes de la familia, incluso si estamos “sanos” y es precisamente esta una de las claves…

 

¿Cómo ayudar a prevenir diabetes?

Algunos factores sí están en nuestras manos y pueden ayudar a evitar que se desarrolle la enfermedad, ya es un compromiso con nosotros mismos:

 

  • Mantén un peso adecuado para tu estatura  y constitución ósea.

    Evita el exceso de peso y la obesidad, si tienes kilogramos de “más”, consulta a un Nutriólogo para un régimen alimenticio correcto, ya que la forma como bajas de peso es importante para conservar la salud.

  • Haz ejercicio en forma regular.

    Por lo menos media hora, 5 veces a la semana, debes caminar o realizar ejercicio o practicar un deporte, lo importante es que seas constante y sea un compromiso por tu bienestar y salud ya de por vida, y sea para ti una necesidad básica como respirar, comer, dormir.

  • Controla tu alimentación.

   Aunque estés en tu peso, es necesario que controles tu alimentación, ya que ésta es básica para conservar la salud:

  • Evita excesos, mantén una alimentación completa, variada, balanceada, suficiente y adecuada para ti.
  • Limita tu consumo de azúcares refinados y grasas saturadas que se encuentran en muchos alimentos de origen animal.
  • Procura comer en casa alimentos “caseros”, sin embargo pon atención en evitar cocinar con un exceso de grasa, elige aceite de cártamo y sólo usa el necesario, mídelo si es posible, ya  que agregar un “chorro” puede ser un exceso de grasa…
    • A tus ensaladas agrega aceite de olivo y aguacate.
      • Fíjate qué comes fuera de casa. Evita comida “rápida” y ciertas fritanga. Elige mejor lugares donde haya comida “casera” pero preparada con poca grasa.

 

Diariamente o por lo menos 5 días a la semana, come:

30 gramosde cacahuate  que equivale a ¼ de taza, o en su caso crema de cacahuate 1 Cucharada, de preferencia sin azúcar.

El cacahuate contiene grasa en su mayoría insaturada, las grasas insaturadas se consideran más sanas, ayudan a disminuir el colesterol “malo” y mantienen alto el “bueno”, además ayudan a disminuir los triglicéridos mejor que las dietas bajas en grasas.

Además el cacahuate tiene bajo índice glucémico.La AsociaciónAmericanade Diabetes recomienda que las personas con diabetes consuman alimentos con índice glucémico por debajo de 50.

Los cacahuates tienen un índice glucémico de 15, contienen pocos hidratos de carbono, los cuales son complejos y una alta cantidad de fibra, además no contienen colesterol, como otros productos vegetales.

Si tienes diabetes, puedes comer cacahuates, sólo es importante la ración de30 gramosdiarios y si tienes hipertensión es recomendable que sean naturales sin sal.

Si estas embarazada, cuida tu peso y tu alimentación.

Acude a tu ginecólogo cada mes para tu evaluación y control.

Si tienes un familiar con diabetes, es importante que se lo menciones a tu ginecólogo.

Evita el estrés, mantén un equilibrio en tu vida

Después de los 45 años es recomendable un análisis de sangre para saber los niveles de glucosa, por lo menos cada 3 años o cada año si tienes un familiar con diabetes (padre o abuelo), si tienes sobrepeso, llevas una vida sedentaria, tienes niveles elevados de colesterol o  triglicéridos, si tuviste diabetes gestacional o un bebé de aproximadamente5 kilogramosal nacer.

Muchas ventajas te dan comer cacahuates, además de las mencionadas, entre ellas:

  • Control de tu peso

Te ayudarán a perder peso, si es que consumes una dieta balanceada, y suficiente, ya que contienen buena cantidad de fibra y ayudan a quedar satisfecho y evita que sientas hambre por un periodo más largo de tiempo.

Para un régimen de reducción consulta a un Nutriólogo.

En algunas dietas de reducción se emplean cacahuates, con excelentes resultados.

Sólo controla la ración diaria:   ¼ de taza al día

  • Te pueden ayudar a disminuir los niveles de triglicéridos

Un estudio dela Universidadde Texas y de California, publicado enla Revista Americanadela AsociaciónMédica, mostró que una dieta alta en grasa insaturada puede ser benéfica para personas con diabetes, ya que puede ayudar a disminuir los riesgos de complicaciones, en especial infartos del corazón.

 

Consume diariamente cacahuates, benéficos para tu salud…

Por Gloria Corral, Nutrióloga

Mensaje de American Peanut Council

 

Triglicéridos, cómo benefician y afectan al organismo

Primero fue la glucosa, después el colesterol y ahora los triglicéridos, tres elementos que hay que vigilar en el organismo para evitar padecimientos y enfermedades crónicas que pueden mermar la salud de las personas.

Los triglicéridos son una especie de lípidos o grasas que se transforman en energía acumulada y se almacenan en el tejido adiposo del cuerpo. De esta forma, constituyen la principal reserva energética del organismo y son productores del calor metabólico. De manera adicional, son una protección mecánica ya que se concentran en los tejidos adiposos que se ubican en las plantas de los pies, palmas de las manos y alrededor del riñón, formando una especie de colchón para evitar su desprendimiento.

Dentro del organismo, los triglicéridos pueden estar conformados por tres diferentes tipos de grasas:

  • Grasas saturadas: generalmente su origen es animal con la excepción de algunos vegetales como el coco o los palmitos. Contribuyen de manera indirecta a aumentar el colesterol en la sangre.
  • Grasas monoinsaturadas: su principal origen son los vegetales, como las grasas contenidas en el aceite de oliva o aguacate. Resultan beneficiosas para el cuerpo porque ayudan a bajar los niveles de colesterol en la sangre.
  • Grasas polinsaturadas: de origen vegetal y animal, como en el caso de los pescados especialmente los de agua fría que contiene altos niveles de ácidos omega3 y constituyen una protección contra males cardiacos.

Sin embargo, los triglicéridos en exceso son en buena parte responsables de la obesidad y enfermedades cardiovasculares como arterioesclerosis.

De acuerdo con el doctor Salomón Cohen, subdirector médico de Laboratorio Médico Polanco, la hipertrigliceridemia (niveles altos de triglicéridos) se presenta cuando existe una concentración superior a los 200 mg/dL en la sangre y agrega, “Las cantidades de triglicéridos se pueden evaluar a través de una prueba de laboratorio con una muestra de sangre, mediante una química sanguínea de seis o 27 elementos o un perfil de lípidos. Lo ideal es que una persona presente menos de  150 mg/dL”.

Es necesario conocer esta información, ya que sólo así se puede evitar el desarrollo de enfermedades crónicas. Por ejemplo, la hipertensión es el padecimiento más común causado por los niveles altos de triglicéridos.

De acuerdo con el especialista la combinación de niveles elevados de triglicéridos y colesterol dañan las arterias del cerebro, corazón, órganos abdominales y miembros inferiores. De manera adicional puede dañar gravemente el hígado y el páncreas. Asimismo, se forman placas de grasa que se acumulan en las arterias, lo que a la larga puede ocasionar un infarto cerebral o cardiaco. 

Se debe considerar que enfermedades como la diabetes, obesidad, insuficiencia renal o el alcoholismo pueden causar un aumento de los triglicéridos.

“Resulta vital revisar al menos una vez al año los niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre, en especial si se es mayor de 40 años. Sin embargo, la prevención es el mejor aliado y se ha observado que desde los 20 años las personas pueden presentar niveles altos de estos elementos por lo que es importante adquirir la práctica de la revisión oportuna desde que se es un adulto joven”, explica el especialista.

De igual forma, el doctor Cohen recomienda acercarse a su médico para revisar los resultados de los análisis clínicos y tomar ciertas medidas como realizar ejercicio de manera regular, mantener un peso corporal deseable, disminuir o eliminar el consumo de alcohol, reducir el consumo de grasas, en especial saturadas; minimizar el consumo de sal, aumentar la ingesta de fibra y evitar el coco fresco o seco.

Consume diariamente cacahuates, benéficos para tu salud…

Por Gloria Corral, Nutrióloga

Mensaje de American Peanut Council

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>