Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Cuida tu diabetes, Destacados

Blanqueamiento y sensibilidad dental


blanqueamiento chEn las puertas hacia el nuevo siglo, la estética es hoy en día una referencia de salud que lleva al individuo a cambios significativos en sus hábitos de vida y su comportamiento.

Al mismo tiempo, cada vez son más frecuentes los pacientes en busca de una mejor imagen y los dientes no se escapan de esta realidad. Tener una sonrisa perfecta es un deseo de muchas personas que no toman en cuenta las consecuencias a las que puedan quedar sometidas; solo les interesa la satisfacción de tener una sonrisa “blanca”.

Por ello vemos necesario aclarar los beneficios y los riesgos del blanqueamiento dental para fomentar una práctica segura.

La principal ventaja es la satisfacción personal de tener unos dientes más blancos que le permita al paciente sentirse cómodo, seguro y agradable con su sonrisa. Para esto, como miembro del 3D Glam Team y experto en sonrisas, recomiendo utilizar la nueva línea Crest 3D White, que ofrece tres dimensiones de blancura, ya que la pasta está diseñada para blanquear delante, detrás y entre los dientes.  Puedes utilizar el régimen completo para mejores resultados: pasta, enjuague bucal, cepillo y las nuevas Whitestrips. Estas últimas, te ayudarán a tener los dientes más blancos en 3 días. Además, los resultados duran meses, ya que utilizan la tecnología eficaz de Oral-B y contienen el mismo ingrediente que emplean los dentistas para blanquear los dientes además de ser absolutamente seguro para el esmalte.

Por otra parte, el factor psicológico no es el único beneficio, ya que numerosos estudios han demostrado que la acción de algunas de las sustancias utilizadas en estos procesos, reduce la placa y cura las heridas sin producir efectos secundarios.

Por una parte, el éxito del blanqueamiento es impredecible, ya que la longevidad de los resultados no puede ser garantizado 100% por el Odontólogo. Además, esto se hace más difícil de determinar en casos determinados; por ejemplo, mientras más joven sea el paciente, el diente se blanquea con mayor facilidad. Asimismo, otro aspecto que se debe tomar en cuenta, es el tiempo que ha transcurrido desde que el diente se oscureció, ya que mientras más reciente haya sido la decoloración, más efectivo y rápido se logrará el blanqueamiento.

Otra de las preocupaciones más comunes a la hora de someterse a este tipo de tratamientos, es la sensibilidad en los tejidos blandos. Clínicamente, no se han reportado con frecuencia problemas en los tejidos blandos, sin embargo, puede existir una irritación de la encía o mucosa durante la fase inicial del tratamiento. Para disminuir esta irritación, se sugiere reducir el tiempo de exposición al agente blanqueador, si el problema persiste, se debe suspender el tratamiento por uno o dos días mientras mejora la condición gingival.

En conclusión, estos factores deben ser considerados al momento de realizar el blanqueamiento y es tarea del Odontólogo informar y prevenir a los pacientes de los síntomas que se puedan presentar, sobre todo en la fase inicial del tratamiento. Si estás pensando en someterte a un blanqueamiento dental, consulta a tu dentista en primer lugar.

 

Por Héctor Cabañas

 

Post a Reply