Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Avances, Destacados

Aumento en cirugías plásticas gracias a las redes sociales

aumento en cirugias chTodos conocemos la importancia que las redes sociales han cobrado en nuestras vidas, como medios de comunicación, de información instantánea, de estrechamiento de lazos, entre otras cosas. Podemos sentirnos cerca de nuestros familiares y amigos e incluso enterarnos de cosas que suceden a conocidos a través de fotografías que se publican diariamente en estos medios.

Esta documentación visual de todo lo que sucede a nuestro alrededor también ha creado presión en la forma en la que percibimos nuestra apariencia o mejor dicho, en cómo nos vemos en las fotos y videos. Todos hemos sido etiquetados en fotografías no muy favorecedoras en donde se ve la piel brillosa, la nariz torcida, las arrugas en la frente o el sobrepeso que no habíamos notado. Estas imágenes tomadas de manera espontánea terminan siendo vistas literalmente por cientos de personas, y en ocasiones hasta millones de personas, si se convierten en fenómenos virales de la red.

Antes la preocupación se centraba en los estereotipos de belleza proyectados constantemente por la publicidad y las imágenes de celebridades en los medios de comunicación. Ahora la avalancha visual incluye a los amigos y a una exposición constante  a imágenes de nosotros, y nos es de sorprender que esta situación a la que nos ha llevado la vida moderna haya  hecho que muchas personas opten por mejorar su apariencia con el fin de mantener su “imagen social”.

Un estudio realizado por la Academia Americana de Cirugía Plástica Facial encontró que ha habido un aumento de hasta 31% en la demanda de cirugías plásticas en la cara derivado de la influencia de las fotos que se comparten en las redes sociales.

El estudio muestra que la cirugía plástica cosmética crece a un ritmo mucho mayor que el de las cirugías reconstructivas. De 2011 a 2012,  pasó a constituir del 62% al 73% de todos los procedimientos de cirugía plástica, siendo los más populares la rinoplastia, el botox y el facelift.

Un problema de esta tendencia es que al mismo  tiempo que las redes sociales influyen sobre la decisión de los pacientes de someterse a una cirugía, éstas no han funcionado, sin embargo, con la misma eficiencia, como medios para identificar y vetar a cirujanos o procedimientos no adecuados.  Los comentarios de pacientes previos y las recomendaciones sobre la recuperación, con el complemento de apreciaciones objetivas,  pueden resultar de mucho valor   para pacientes que están en la búsqueda de un especialista o que quieren saber más sobre un procedimiento determinado, pero en 2012, sólo el 7% de los pacientes utilizaron las redes sociales para investigar a los doctores y opciones de cirugía, lo que fue una caída con respecto a un 35% en 2011, de acuerdo al estudio ya citado.

A pesar de todo, y en conclusión, las redes sociales no están creando nuevas inseguridades, solo están reafirmando las que ya teníamos, debido a su constante y creciente presencia en nuestras vidas. Es importante estar conscientes de su influencia y aprovechar su potencial compartiendo información que pueda ayudar a las personas a tomar mejores decisiones cuando se trata de su apariencia y su salud.

Fuente: Centro de Cirugía Rinofacial

 

Post a Reply