Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted in Consiéntete, Destacados

Atreverse a confiar

atrevete chPara el psicoterapeuta David Richo, los problemas de confianza yacen en el corazón de todo tipo de relaciones interpersonales. Esta cualidad se quebranta cuando alguien nos es infiel, nos defrauda, nos engaña, nos miente, nos decepciona; nos ignora o deliberadamente nos degrada o nos lastima.

Uno de los orígenes más comunes de problemas sociales es que mucha gente creció en un ambiente familiar donde la desconfianza fue significativa. Aprendieron que los adultos no mantienen su palabra y son capaces de traicionar en diferentes niveles. Y, como resultado, son incapaces de confiar en nadie –incluso en ellos mismos.

atrevete 1Richo asegura: “Lo opuesto a la confianza interpersonal no es la desconfianza. Es la desesperanza. Esto es porque nos hemos rendido ante la creencia de que la integridad y la entereza sean cualidades posibles en otros. Hemos perdido la esperanza en nuestra gente cercana.”

Agrega que “confiar en alguien significa que ya no tenemos que protegernos de ella. Creer que esa persona no va a afectarnos o perjudicarnos, al menos no deliberadamente. Confiamos en las buenas intenciones de los otros, aunque sabemos que podemos salir lastimados en el camino por las circunstancias. Es parte de la vida sentirse herido o defraudado, en cambio infligir un daño es una decisión que algunas personas toman.”

Atreverse a confiar, de editorial Océano, ofrece reflexiones y ejercicios prácticos para explorar e identificar los problemas de confianza en nuestras relaciones; los temas incluyen:

• Cómo aprendemos tempranamente en la vida a confiar en otros (o a no confiar)

• Por qué le tememos a confiar

• Desarrollar una gran confianza en nosotros mismos como la base de la confianza en otros

• Cómo saber si alguien es confiable

• Confianza ingenua vs. Confianza saludable y adulta

• Qué hacer cuando se ha quebrantado la confianza

Finalmente, Richo explica que debemos desarrollar la confianza en cuatro direcciones: hacia nosotros mismos, hacia otros, hacia la vida tal y cómo es, y hacia un poder superior o un camino espiritual. Estos cuatro tipos de confianza no sólo son la base de relaciones saludables, también son los fundamentos del bienestar emocional y de la ausencia de miedo.

Post a Reply